ROSE AUSLÄNDER


Chernivtsi, Imperio austrohúngaro, 1901- Düsseldorf-Alemania, 1988

FUGA DE BACH

La fuga de Bach
vuela hacia el cielo
vuelve de nuevo hacia mí
vuela hacia el cielo

Las matemáticas
explican una voz

No sé
no quiero saber
cuántas cabezas sobre las alas
ni a qué velocidades
no miro
las cifras

Bach
mi corriente sanguínea
hacia el cielo

ESCRIBIR I

Tú escribes y escribes
nunca te escribirás
hasta el final

A la hierba
le dictarás tus sílabas
del más allá

DAME

Dame la
mirada
sobre la imagen
de nuestro tiempo

Dame
palabras
para reconstruirla

Palabras
fuertes
como el aliento de la
tierra

Porque
eres humano

porque
un ser humano es una concha
que a veces suena

porque
suenas en mí
como si yo fuera una concha

porque
nos conocemos
sin nombre ni simiente

porque
es la palabra ola

porque
tú eres palabra y ola

porque
afluimos

porque
a veces
confluimos

palabra ola concha ser humano

OTRA VEZ II

Haz otra vez
agua de mí

Afluir deseo
a la corriente

desembocar en
mar

La traducción de este poema al castellano está dedicada a Susanne H.
Die spanische Übersetzung dieses Gedichtes ist zu Susanne H. gewidmet.
(V.G.M.)

EN LA NADA

Me escribo
en la nada

Se me
conservará
eternamente

ESPERANZA II

Quien espera
es joven.

Quién puede respirar
sin esperar

que en el futuro
también se abran las rosas,

la palabra de amor
que sobreviva al miedo.

ESPERANZA VI

El hogar del recuerdo
en el pasado

Tu ahora
roto
cojea en la esperanza

Quizá de nuevo
humano y habitable
espacio

HABLA

Habla
querido amigo
que puedes encantar

Saca del mundo
una palabra

Tu palabra es
un mundo

ESPACIO II

Aún queda espacio
para un poema

Aún es el poema
espacio

donde una puede respirar

Aún queda espacio
para un poema

Aún es el poema
espacio

donde una puede respirar



No hay comentarios:

Publicar un comentario