JOACHIM RINGELNATZ

Wurzen , Sajonia, 1883 - Berlín- Alemania, 1934

A LOS NIÑOS DE BERLIN 

¿Qué creéis que hacen vuestros padres
Cuando tenéis que acostaros
Y ellos supuestamente aún tienen que escribir cartas?

Os puedo decir: allí se besa,
Se fuma, se baila, se bebe, se atiborra,
Furtivamente aparecen invitados sospechosos.
Se recorren todos los niveles de la fornicación
Hasta la loro-sodomía.
Se juegan sumas indescriptibles,
Emana el humo del opio y de la cocaína.
Se copula hasta que los cráneos zumban
Ay, mejor callemos - ¡Puf! ¡Que asco, Berlín!

LA BAÑERA 

La bañera se jactaba mucho.
Se pretendía el Mediterráneo
A uno de sus lados
Lo creía la costa de la isla de Helgoland.
El otro -aseguró-
Debería ser la cordillera de Indostaní
Y su amplia parte redonda
Seguramente la bahía de Delagoa.
De su estrecho extremo delantero
Declaró que habría de ser el Cabo de Hornos.
Y la cadena del tapón
La tomaba por el ecuador

Era -¿se da cuenta usted, verdad?-
Muy floja en geografía.
Esta engreída tina
Vivía en el Quartier latin.

LAS HORMIGAS 

En Hamburgo dos hormigas vivían
Que viajar a Australia querían
En Altona, sobre el Chaussee
Las patas les comenzó a dolé(r)
A allí renunciaron con sabiduría
Al último tramo de la travesía

(Traducción Jose Carlos Contreras Azaña. Karlsruhe 2010).

Die Ameisen
 
In Hamburg lebten zwei Ameisen,
die wollten nach Australien reisen.
Bei Altona, auf der Chaussee,
da taten ihnen die Beine weh,
und da verzichteten sie weise
dann auf den letzten Teil der Reise.


(1) Los biólogos se mofarán del poeta, porque la naturaleza es tan perversa, caprichosa o fascinante que existen variedades de hormigas de tan solo 16 milímetros, como las hormigas africanas, que caminan kilómetros y que se pueden comer un pitón de un bocado. Ver el libro „¿Tienen los animales que lavarse los dientes?“. Wiesner. Müller. Mattei. Página 56. Carl Hanser Verlag. 2005.
http://fernando-sabido-sanchez.blogspot.com/search/label/ALEMANIA?updated-max=2012-09-04T18%3A30%3A00%2B02%3A00&max-results=20&start=50&by-date=false

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada