JUAN FILLOY


Córdoba-Argentina, 1894 - 2000

NO DIRÉ QUE TU FRENTE ES DE DIAMANTE….


No diré que tu frente es de diamante
Ni tus labios dos límpidos rubíes
Ni los dientes que muestras cuando ríes
Dos hileras de perlas de Levante…

No diré que fulgura rutilante
El zafir de tus ojos si sonríes
Ni que es oro el cabello que engríes
El alabastro de tu tez fragante…

No lo diré jamás; porque yo quiero
Que sepas que soy bardo y no joyero;
Y que sepas también para tu gloria

Que pesado tu ser en santa calma
Prefiero a tu belleza transitoria
La suprema belleza de tu alma

De Sonetos, 1996

EN EL TRANQUILO GOLFO DE TUS SENOS
 


En el tranquilo golfo de los senos 
De esta callada meretriz obesa 
Como un barco borracho, 
Se tumbó mi lujuria 
Bajo el acantilado de su enorme 
Garganta, mi cabeza tuvo un suave 
Vaivén de ritmo póstumo. 
!Y en sus flácidas ondas 
Pregusté la molicie 
Que borra las penurias del naufragio! 
Cuando en el mar de sombras 
Del golfo de la muerte 
Yazga tumbado mi bajel de carne 
!Qué no diera por ver como una estrella 
rutilando el recuerdo 
De esta callada meretriz obesa, 
Que abrigó mi lujuria 
--Triste barco borracho— 
En el tranquilo golfo de sus senos! 

De Balumba, 1933
http://poetassigloveintiuno.blogspot.com/2012/05/6757-juan-filloy.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada