FÉLIX M. PELAYO

Buenos Aires, Argentina; 1902 - 1992 

LOS VIOLINES
 


Sollozan los violines el lirismo
sonoro y desgarrado de sus notas,
como voces votivas que de ignotas
regiones despertara su atavismo.

Sollozan los violines y sus quejas,
como raudas viajeras trashumantes,
derraman si armonía delirantes,
ebrias de libertad, presas sin rejas.

Y huyen y se expanden, se desgajan,
bajo el ámbito azul en que se cuajan
en albas caudas las constelaciones,

y ascienden por el ámbito serenas
sollozando el azul todas sus penas
con su larga teoría de emociones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario