FÉLIX B. VISILLAC

Argentina

INVIERNO
 


Invierno, viejo triste que mis flores desglosas
has puesto una nostalgia en mi antiguo balcón;
de mi rosal cayeron moribundas las rosas
y en mi jardín la fuente suspendió su canción.

De un parque olvidado, en las sendas sombrías
hallo dulces recuerdos de mi edad infantil;
cómo pasan las horas, cómo huyen los días...
la vida es un perfume embriagante y sutil.

Invierno, viejo triste, mi loca fantasía
te imaginas que partes con tu melancolía,
con tu aspecto severo, con tu cara tan gris,

por eso es que reclamo mis rosas y glicinas,
y las dulces viajeras del amor, golondrinas,
que me traigan romances de un lejano país!


No hay comentarios:

Publicar un comentario