PETER ALTENBERG


Viena-Austria, 1859 - 1919


Tienes tus preocupaciones, sea ésta, sea aquella… ¡al café!
Por algún motivo por muy comprensible que sea, ella no puede venir a verte… ¡al café!
Tienes las botas destrozadas… ¡al café!
Tienes un salario de cuatrocientas coronas y gastas quinientas…¡al café!
Eres un hombre correcto y ahorrador y no te permites ningún lujo… ¡al café!
Eres funcionario y te habría gustado ser médico… ¡al café!
No encuentras ninguna que armonice contigo… ¡al café!
Te hallas internamente al borde del suicidio… ¡al café!
Odias y desprecias a los seres humanos y, sin embargo, no puedes prescindir de ellos… ¡al café!
Ya no te fían en ningún sitio… ¡al café!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada