IVAN VAZOV


Sopot-Bulgaria, 1850 - Sofía, 1921

HABLA NATAL
A Iván Shishmanov

Te amo, lenguaje búlgaro,
dulce sonido, el más querido entre los sonidos,
ya arpa melodiosa, ya espada
en los brazos del artista maestro.

Te amo, natal idioma,
ya dócil, ya duro como piedra,
diamantino, viva expresión y grito
del pensamiento, del ensueño, del fogoso espíritu,

idioma para el canto y la contienda,
idioma, generosa herramienta,
de tú dulzura estoy ebrio:
¡cómo fluyes, resuenas libremente!

¡Cómo cautiva tú armonía
el oído, oh, habla poderosa, grácil,

en los cantos de nuestras mujeres,
en el alado verso del poeta! 

SIGLO VEINTE

En la puerta del siglo nos hallamos,
el orbe va a su encuentro con vasos espumosos,
canciones y esperanzas: ¿será por fin el bálsamo?
Quien se alarma tan sólo es el filósofo.

En nuevo siglo entramos, pero no en días nuevos:
penden irresolutos aún siniestros problemas,
gobiernan injusticias y males sempiternos
y caóticas resuenan las cadenas.

El siglo transcurrido triste herencia
transmite al nuevo y así éste la recibe.
Las taras seculares por el remedio esperan...
¡Oh! ¿También el presente lo consigue?

¿U otra vez chirriará el yugo universal,
la sinrazón omnímoda y la espada desnuda?
¡Y cuán sediento nuestro género humano está
de justicia, de paz y de ventura!


No hay comentarios:

Publicar un comentario