HECTOR DE SAINT-DENYS GARNEAU



Montreal-Canadá, 1912-St-Catherine-de-la-Jacques-Cartier, 1943


SPLEEN


¡Ah! Qué viaje haré
Con mi alma, qué lento viaje

Y qué país veremos
Extenso país, país de tedio

¡Ah! Ya estar exhausto por la noche
Y regresar y no ver nada

Y morir durante la noche
Muerto de mí, de nuestro tedio
....................................
Una especie de reposo
al ver pasar el cielo

Todo lo que pesa fue relegado
La desesperación duerme sin ruido bajo la lluvia

La Poesía es una Diosa
de la que hemos oído hablar

Su cuerpo demasiado puro para nuestro corazón
Duerme bien derecho
Por suerte del otro lado

No será esta vez cuando nos propongamos
Robarle las joyas
que no tiene por estar desnuda.
.......................................
Un buen golpe de guillotina
Para acentuar las distancias

Pongo la cabeza sobre la chimenea
Y lo demás se concentra en sus negocios

Mis pies se van a sus viajes
Mis manos a sus pobres trabajos

Sobre la consola de la chimenea
Mi cabeza da la impresión de estar de vacaciones

Hay una sonrisa en mi boca
Como si acabara yo de nacer

Mi mirada pasa, tranquila y ligera
Igual que un alma liberada

Se diría que he perdido la memoria
Y todo ello forma una dulce cara de loco.
............................................
Hay ciertamente alguien que se muere
Yo había decidido no prestar atención y abandonar
el cadáver por el camino
Pero se va perdiendo la ventaja y ahora soy yo
El moribundo que se me empareja.

Estas traducciones forman parte del libro Todos y cada uno, poemas (Tous et Chacun, poèmes), de Hector de Saint-Denys Garneau, publicado en 2007 por Ediciones Arlequín, en Guadalajara, México.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada