PEDRO DE OÑA


Angol-Chile, 1570 - Lima, 1643

HASTA AHORA TUVIMOS...

Hasta ahora tuvimos por muy cierto
llevado (Delio) tras la simple gente
que navegar el Sol del rojo Oriente
adonde en lo cerúleo toma puerto.

Era guardando el orden, y el concierto
de la naturaleza providente,
que le manda asistir atentamente
acá en el vtreo mar, y allá en el muerto.

Mas, ya que habemos visto el nuevo rayo
del celestial ingenio, que os adorna,
gloria de nuestra edad en las postreras.

Hallamos ser aquello un solo ensayo
y una sombra de luz, que va, y que orna,
imitando su burla a vuestras veras.



No hay comentarios:

Publicar un comentario