HJALMAR GULLBERG

Malmö - Suecia, - Skåne,1898-1961


VIRTUOSO 

Fue en algún lugar en mitad de un tiempo. De su violín
surgía el tema con ese timbre que era su secreto y nadie podía imitar.
Entonces ocurrió que la prima con una sacudida se partió en dos.
Sólo se oyó un golpecito seco.
Pero él siguió como si nada hubiese pasado, y de una cuerda más baja
el arco fue obligando a salir los tonos aflautados
que creíamos que únicamente podían sacarse milagrosamente de la cuerda más aguda.
Y cuando todo hubo acabado y el torrente de aplausos llenó el salón,
la mayoría no sabía otra cosa
que todo se había desarrollado con normalidad, como tiene que ser.

Traducción: Francisco Uriz
 — 

No hay comentarios:

Publicar un comentario