LI CHANG YIN

China

PASEO

Hacia la noche, no sabiendo donde fijar mi pensamiento

conduzco mi carro por la vieja meseta.
El esplendor del sol poniendose es inefable;
la sombra del crepúsculo se aproxima a su pesar.
..........................................
En el viejo convento penetra ya la purísima luz de un bello amanecer.
Ya el sol anuncia su retorno, iluminando las altas cimas de los árboles.
Misteriosos senderos conducen a este paraje solitario donde se esconde,
sosegada, la cabaña del bonzo en medio del follaje y de las flores.
En cuanto la montaña se ilumina, los pájaros, obedientes al ritmo de la
naturaleza, despiértanse gozosos.
Aguas hondas y límpidas, como los pensamientos del hombre que ha
purificado su corazón.
Los diez mil ruidos del mundo nunca llegan aquí a turbar esta paz,
donde sólo se elevan las armoniosas voces de las piedras sonoras

EL HADA DE LA LUNA

Sobre el tabique de nácar
Se oscurece la sombra de la candela
Poco a poco, la vía láctea declina,
Las estrellas de la mañana se apagan

Se arrepiente el hada de la Luna
De haber robado el néctar de la inmortalidad?

Mar esmeralda, cielo azul
,
Noche tras noche,
Todo se manifiesta a su corazón.



No hay comentarios:

Publicar un comentario