HAI ZI



China, 1964-1989

AMANECER

1

yo barrí muy limpios al cielo y a la tierra
les devolví un camino que no conoce la gente
yo solitario espero, yo oculto espero
nieve del segundo mes, lluvia del segundo mes

el manantial muy puro fluye
las flores para quién se abrieron
por siempre será así el trigo bello que sufrió heridas
arroja fragancias, parado sobre la colina

la desolada tierra soporta los rayos del desolado cielo
el primer volumen de los libros sagrados es mis alas, no se compara con la brillante luna
algunas veces se compara a un oscuro hoy
el segundo volumen de los libros sagrados es sucio y alegre
por supuesto también es mis alas heridas
la desolada tierra soporta al cielo aún más desolado

mis vacíos tierra y cielo
son un tomo de los libros sagrados que forman el primer y el segundo volúmenes
son los miembros de mi cuerpo que partí de nuevo
fluye aguanieve, lágrimas en el segundo mes

2

el amanecer sostiene con las manos un vaso de sangre fresca de su propio hijo
me sostiene a mí, brillante hermano gemelo
camino en la región de altiplanicies de la antigua Persia
campo abierto de sagradas escrituras
el brillo del sol parece la inundación que llena las dos orillas de la llanura
el esplendor del trigo extrae una espada
camino en la India y en el Tíbet
desde allí hago un viaje largo y difícil camino en la India y en el Tíbet
en las montañas nevadas, entre piedras en desorden y leones busco
a la hija del cielo y los poemas
la altiplanicie de Persia también fue la cima de mi tierra natal donde estuve desterrado antes

la tierra de la altiplanicie que aceptó mis esplendorosas palabras
todo el campo es cereales y graneros
la oscura madre que oculta profundamente en su seno el rencor y la bendición
ah, madre tierra, tu noche completamente regresa a ti
tu oscuridad completamente regresa a ti, el amanecer dámelo a mí
permítele a las muchachas llevar en los labios flores frescas y tiernas
permítele a las muchachas llevar llamas en los labios por mí
permítele abrirse al cráneo de la primitiva noche
permítele a los dioses ponerse de pie desde mi cráneo
el esplendor de la roja sangre de un campo de batalla lava el fuego 
del fuego del cielo, él tiene un tosco nombre: sol
y revolución, ella tiene un cuerpo desnudo
está caminando y se evapora


No hay comentarios:

Publicar un comentario