KIM NAMJOO

Daegu-Corea, 1927

CANTAR DE LOS CANTARES
 


Desde las más profundas raíces
Hasta la más alta cima 
Todo se impregna de mi soledad
Que a ti, sólo a ti, puedo ofrecer. 
Del este 
Al oeste, 
Rodeando al cielo, 
Remolino 
Que gira y gira 
Y vuelve a mí. 

LOS ÁRBOLES


Mira 
Los árboles. Saben de la separación 
Y así se aman. 
En el mismo árbol 
Se casan ramas y hojas. 
Y ensismados como siempre 
Supe 
Que se amaban. 

Hoy, con la lluvia,

na gota de llanto 
Baña todo mi cuerpo, de arriba abajo.
¡Qué divino! 
La hoja ama a la rama, 
La rama a la hoja. 
Y ambos aman la raíz. 
Noche tras noche 
Dorados rayos de luna 
Descienden, descienden 
Y así supe de su amor.
Mira 
El amor de los árboles, el más puro. 
Ellos lo saben, 
Un día no lejano caerán las hojas 
Y sólo quedarán las ramas. 
Ellos lo saben y por saberlo 
acrecienta su amor. 

JUNTO AL ÁRBOL

Árbol, junto a ti 
Árbol soy también, 
Cuerpo yerto que se sumerge en un bñao glacial.
Reluce el firmamento 
Amistad sin deslumbrar 
Vence al invierno 
Flor de las flores.
Árbol, junto a ti
Árbol soy también. 
Frío que estremece 
En gélida agua 
Tú y yo, 
Día y noche sumergidos.

http://www.ediciones-encuentro.es/ibioculus/view.php?num=3&menu=105&smenu=127

No hay comentarios:

Publicar un comentario