GONZALO ESCUDERO



Quito-Ecuador, 1903 - Bruselas, 1971

MITOS PROFANOS

Sentir y sólo ser uno en sí,
dentro del ritmo fragante para
llevar heráldicas sonrisas y
vivificarse en la Fuente Clara...

Muy sangre lírica de rosas rojas,
muy negra sangre de locas viñas,
carne divina la de las hojas,
sagrada carne la de las niñas.

Y bajo suaves líneas, las formas
de una bacante griega; y después
una tras otra, las Buenas Normas
de pie rosado y rosada tez.

Flauta de Pan, florida y loca,
y entre sus ásperos cuernos de chivo,
el rubí rojo de alguna boca,
en voluptuosos pliegue emotivo.

Fruto triunfante de gracia eximia,
la espiga rubia de ática siega.
Y en los racimos de la Vendimia,
el vino loco del alma griega.

Y lo Presente que se consume
en nuestra lámpara de fulgor lírico.
No toda rosa da su perfume,
pues muchas guardan punzón satírico .

Y lo Pretérito con su antifaz
y su ropaje sucio y raído...
Melancolía de eterna paz...
como un Hermano del Buen Olvido.

Y lo Futuro, como un artístico
vaso que encierra toda emoción,
guarda en su duro cuerpo eucarístico
toda la sangre del corazón...!

Se grabe el ritmo del loco Mito
con la sonrisa de la Athenea
y con la mano del Infinito
Sobre la Página Roja. Así sea.

Invierno de 1919, en la ciudad de Quito

JOLGORIO DE LOS ANGELES

Para siete pesadumbres
en siete rosas de holganza,
templaran soles plateros
a siete ángeles de plata,
poniendo en sus manos de aire
la brisa de las espadas.
Ya abejean los siete ángeles
en la ronda de las plazas.
Ya suenan siete plumajes
en tabernas de rondalla,
caídas de siete cielos
siete codornices blancas.
Ya escancian vinos profundos
en cristal de siete jarras.
Y ascuas les atizan pechos,
siete lunas abrasadas,
que ya llegan siete mozas
con sus lentos brazos de algas
a anudarlos a bajeles
tripulados de esperanzas,
que ya les esperan ángeles,
galeotes de remos de alas,
para siete muertes dulces
en siete mares amargas.
Ya se trenzan siete mozas
con siete ángeles en danza,
noria de las siete nubes
prendidas de siete escarchas.
Ya las miran los siete ángeles



No hay comentarios:

Publicar un comentario