ATANASIO VITERI KAROLYS


Latacunga-Ecuador, 1908-1965

LA LÁMPARA DEL VIEJO CAMPANARIO
 


El barco soporta su prisión
En la playa de Yarmouth,
El vaivén taciturno de sombrías maderas
Resuena,
Cuanta canción de venturoso cedro
En deseos, se extiende por el mar.
No hay vestigio de vida
En el brumoso barco,
Apenas, en su interior,
Un jarrón de porcelana con algas frescas
Se enciende.
Lámpara que descubre la ventana del barco,
La playa que estimula un galope de estrella,
He oído resonar las obscuras distancias.
Así cada noche es estelar
Para tu lágrima viejo marino
Para que sacudas
Los cabellos rubios de CAM,
Para que enardezcas su ardiente y salada
Canción,
Para Esidas el tránsito de una doncella
Inundada
Entonces, oh barco chapoteas como un niño
A la vista del agua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario