TUOMAS ANHAVA


Helsinki-Finlandia, 1927-2001

POR LA NOCHE


Con ojos inyectados en sangre el día fatigado mira
por encima de la bahía color de hierro.
Verde es negro.

Y sigilosa palpita ola contra piedra
y el pájaro nada despreocupado.
Es noche, es.

ENSOMBRECIDO EL DÍA


Ensombrecido el día.
Ensombrecidas la noche y las voces,
el mundo, los años.
Los ojos, son claros,
los ojos, las lágrimas claras.

MIRADA CIVILIZADA, VOZ EDUCADA


Mirada civilizada, voz educada.
Pasa tardes agradables.
En compañía de buenos amigos.
Toma un vaso de vino.
Sabe que en el mundo todo
es pequeño, mediano y grande.

LAS DOS MUJERES ANCIANAS, RESTOS


Las dos mujeres ancianas, restos.
Las recuerdo y creo que pronto
apenas nadie más.
¿Qué es lo que recuerdo?
Todas las mañanas bajaban ruidosamente la escalera
y tomaban café.
Anna decía con la voz de los sordos:
“Creo me voy a fregar las tazas ahora.”
María barría el suelo de la casa.
Una salía a dar de comer a las gallinas. La otra
leía el periódico una primera vez.

De joven Anna había caído gravemente enferma,
había quedado lisiada y asustadiza
y siempre estaba muy inquieta de que María se fuese
a algún sitio.

http://www.enfocarte.com/4.24/finlandia/
http://fernando-sabido-sanchez.blogspot.com/search/label/FINLANDIA?updated-max=2011-02-10T18%3A24%3A00%2B01%3A00&max-results=20&start=15&by-date=false

No hay comentarios:

Publicar un comentario