EILA KIVIKKAHO


De Finlandia
Sortavala-Rusia, 1921


SÓLO UNA GASA


Buenas noches

en una habitación oscura
como excavada en carbón.

La noche gris,
allí hay luz,
aunque sólo sea una gasa.
Sólo la habitación es oscura, más oscura que la noche.

Ni siquiera mi melancolía es una imagen de la vida.
Allí hay alegría
aunque sólo sea un velo.
Contigo he enmarcado mi pensamiento
y mira, todo es mejor en la vida
que en mí.

OCULTAR LO MÁS INTIMO

Como un insecto
inmóvil en la rama
quiero semejar
algo que nadie
busque, vea, persiga.

CÁNTAROS

Ya no dependo
más de trozos.
Me dieron una felicidad entera.
¿Qué es lo que guardo en su jarrón?
-Los trozos del viejo cántaro.

LOS PODERES

El talón herrado
aplasta la azucena ardiente
haciéndola su escudo.

SOBRE LA MATERIA PRIMA

Hasta la palabra
impronunciada
pule
el bloque de silencio.



No hay comentarios:

Publicar un comentario