ARVO TURTIAINEN


Helsinki-Finlandia, 1904-1980


LOS LIBROS

Los libros piadosos nos enseñan:
Hombre, hazte mejor, mejor,
para parecerte más a Dios.

Cuando crecieron nuestros miembros
y ya podíamos trabajar,
nos pusieron a leer un libro de piedra, el Libro de la Vida.
Pan era su primera palabra
y cada frase terminaba en pan.
Aprendimos a leer aquel libro,
aprendimos a leerlo bien.
Nos fue revelado que la superioridad comienza
cuando el pan se agranda; que la bondad termina
cuando llega el hambre,
y que uno sólo se puede acercar a Dios donde
no hay que luchar por el pan.

El Libro de la Vida habla claro.
De sus palabras se alimentan los que serán sabios de verdad
y nos explicarán la unidad del Pan y el espíritu.

50 GRADOS BAJO CERO

En las noches de enero
crujen los dientes de las estrellas
al morder
el pan del frío.

En las noches de enero
navega la luna
como un ataúd
rumbo a su gélido infierno azul.

Los bosques negros
se estremecen.
Se congelan las cortinas
de la aurora boreal.

En las noches de enero
resplandece
el puñal del frío
en la mano de la muerte.

TRABAJA MIENTRAS VIVAS

Naces; morirás.
Lo que hay entre el comienzo y el fin,
será tu vida.
Y tu vida serás
tú.
Tu obra será
lo que eres.
Los que queden, dirán
cómo fue.

Por eso, no te preocupes:
te bastará vivir
trabajando.



No hay comentarios:

Publicar un comentario