RAYMOND RADIGUET


Saint-Maur-des-Fossés 1903- París-Francia, 1923


COLORES SIN PELIGRO

Amores (en plural; y después
No,el año se hace muy viejo)
¿UN BOSQUE
es cobijo más agradable?
La menor de nuestras inquietudes
EL VIENTO
O bien un salteador de caminos
Se apodera de tu sombrero nuevo
PARAÍSO DE LAS

MUCHACHAS EN FLOR
A la carrera
Cinco minutos antes
Todo ocurría al borde del agua
Barquero
también
(Cuando me llaman)
Ellas
Dos o tres aves del paraíso
Confío en las muchachas en flor

HIMEN 

Un matrimonio de amor, al parecer
El horizonte se enmohece
Una mujer camina sobre el alambre
Ella nunca vio el cielo
Su paraguas es negro

Tarifa nocturna
¿Quién sabe?
Azota la noche que se salva sin decir nada
Un caballo la cocea 

Hasta mañana

A TONTAS Y A LOCAS

Por debajo de cero
Los rostros son mudos
Mucho mejor no podrías decirlo Adiós
La Bella estación está en otra parte Así es
Y desde que tenemos los juegos de azar
Hubo que ponerle un larguero a la mesa
A pesar del sentido común,
ese día fue el más corto del año
Diversos nombres
Un bien diferente y más hermoso
En vano deshojo la efeméride
Todavía un año muy corto
Para todas las fiestas a desear

FACSÍMIL

¿Alguna vez supo abril florecer
nuestras porcelanas?
Un pájaro sin domicilio
se instaló en la guitarra.
Reemplaza al despertador
que cederemos a bajo precio.
No busquéis a 
Colombine, está en el mercado.

PRESENTANDO ARMAS

Con ocasión del 14 de Julio, el aduanero Rousseau, 
que volvió del paraíso, hizo distribuir entre los 
soldados Bonos para un retrato.

(De los periódicos)


En formación, los soldados esperan al general que debe imponer 
las condecoraciones.
El general es un pintor.
Henri Rousseau, con la punta del pincel,
coloca una estrella en cada pecho. 

 — 

No hay comentarios:

Publicar un comentario