A.C. BENSON



Inglaterra, 1862-1925

SOMBRAS

El alma imperiosa que no se dobla ante la voluntad de ningún hombre,
Que toma por derecho propio el servicio de su clase,
Flota en el aire libre, intocable, ilimitado.

Golpea lo que oye, esclaviza, caprichoso todavía.

Pero cuando se precipita sobre la tierra,
Rápida, rápidamente las visiones vacilan: su ala valiente
Ya no lo sostiene; y esa repentina cosa sombría

Acecha desde la oscuridad, y lo envuelve.

Entonces puedes ver el cernícalo que se cierne golpeado
Sobre el risco, en lento circular, piñones tiesos
Cayendo en la luz solar a través del viento.
Y mientras lucha por aferrarse a las rocas.
Su sombra huye a través de la caliza blanca
Y lo enfrenta, arrodillándose a sus pies.


No hay comentarios:

Publicar un comentario