NIKOS KAROUZOS



Nàuplia-Grecia, 1926-Atenas, 1990

DIVERSIÓN EN ALTO

Fui feliz solo. 
Sin santidad sin 
salud. 
Repartiendo miedos 
grandes pedazos inútiles 
hoy muero 
mañana muero. 
Siempre pertenezco al santo 
número de los desocupados. 
Internacional e impetuoso 
me soporto 
en la religión del gusano. 
Apellido: Pleno
ESCORBUTO METAFÍSICO

Muertos que nos abrazábamos en las calles, 
muertos que nos saludábamos de distinta manera. 
Muertos y bromeamos comiendo inmortalidad 
besándonos en ambas mejillas 
atravesando brasas: el fuego en bancarrota. 
Muertos con nombre, 
la gran vida de las burbujas: un excedente. 

SONIDO FÁLICO

Eurídice no existe ni tampoco 
Orfeo. 
Simplemente: el lenguaje lame lo invisible 
el lenguaje coquetea con 
la muerte. 
Habla de hoy, a lo sumo de mañana: pasado 
es metafísica. 

MISTERIO

La estructura de lo divino por diez. 
Me disuelvo en el placer de decir no y no 
a la muerte cometas estrellas fugaces el fluir del Ser 
la eyaculación óptica 
los aviones: rosas en la noche 
celestial. 
En su desesperación la mente no juega a la realidad. 

ALIENACIÓN EN LA VISIBILIDAD

—como Zeus para dar rienda suelta a su lascivia 
apelaba cuantas veces quería a inverosímiles metamorfosis 
—gran pillo— yo digo que también el poeta 
tiene el mismo derecho. Cambia y vuelve a cambiar 
máscaras en su rostro impenetrable. De una u otra 
manera la lengua es lascivia del Ser


No hay comentarios:

Publicar un comentario