MILTOS SAJTURIS



Grecia, 1919-2005

LA CABEZA DEL POETA

Corté mi cabeza
la puse en un plato
y la llevé a mi médico
—No tiene nada, me dijo
está simplemente afiebrada
arrójela al río y veremos
la arrojé al río junto a las ranas
entonces se movió cielo y tierra
comenzó unos cantos extraños
a crujir y aullar terriblemente
la recogí y volví a ponerla en mi cuello
vagaba enajenado por las calles
con una cabeza de poeta verde y hexagonal.

LA LUNA SE RENUEVA

El hombre vive sólo un instante,
la luna se renueva.
¿Qué haríamos para conservar la plenitud de la vida?
La luna se renueva.
El bien y el mal se siguen, confundidos.
Dentro de cien años, ¿quién de nosotros estará?
Es triste ver cómo los ríos huyen.
El presente se escapa, no podemos seguirlo.
La luna se renueva.
No sirven de socorro ni la virtud ni el renombre.
Eran perfectos los sabios de otros tiempos.
Por todas partes se extendía su fama.
¿En dónde están y en dónde se conserva su nombre?
La luna se renueva.
Es difícil establecer el mérito;
En toda empresa grande, es tan común errar…
¿Cómo saberlo, si nada sobrevive?
Lleno de pena el sabio suspira,
sólo puede suspirar profundamente.

EXTRANJERO

Extranjero
que con tu traje negro
llamas a mi puerta
y me muestras estos platos blancos
¿dónde has ocultado la pistola?
¿dónde has escondido la navaja?
llevas un astro carmesí disimulado en tu cabeza
por eso chapurreas
quieres el dinero
el dinero que se ha mezclado con la sangre y se perdió
el dinero que se ha mezclado con el sueño y se perdió
me ruegas
vete
vete extranjero
anida en mi corazón un pajarillo manso
si lo dejase salir
sus dientes te despedazarían

MOZART

Mozart vaga con un perro negro entre las casas quemadas, 
busca allí en la ardiente ceniza y los restos carbonizados. 
En algunos rincones aun no se ha apagado el fuego... 
—QUÉ EXTRAÑO —dice— EN NINGUNA PARTE SE ESCUCHA YA 
MI MÚSICA... 

MARÍA

María se sacaba 
pensativa las medias 
De su cuerpo salían 
voces de otros hombres 
de un soldado que hablaba como un pájaro 
de un enfermo que había muerto del dolor de los corderos 
y el llanto de la pequeña sobrina de María 
que había nacido en esos días 
María lloraba lloraba 
ahora María reía 
extendía de noche sus manos 
se quedaba con las piernas abiertas 
Después sus ojos se ensombrecían 
negros negros empañados se ensombrecían 
Se oía la radio 
María lloraba 
María lloraba 
Se oía la radio 
Entonces María 
abría lentamente sus brazos 
y empezaba a volar 
alrededor del cuarto 

LA TENTACIÓN

Detrás de las viejas vestidas de negro 
a espaldas de ellas 
la cama blanca 
y sobre ella totalmente sola la manzana 
como antes de la manzana estaba 
también totalmente sola la flor blanca 
la cortaron con cuchillos con tijeras 
la regaron con sangre 
y ahora yace sobre la cama 
manzana podrida 
por eso el ángel se sienta en el borde de la cama 
detrás de las viejas vestidas de negro 
a espaldas de ellas 
y abriendo las blancas alas 
extiende la mano hacia la manzana 

NO SOY ÁRBOL

No soy árbol 
no soy pájaro 
no soy nube 
los sueños se pudrieron en mi sangre 
los sueños se pudrieron en mis huesos 
a veces en mis sueños degollé una muchacha 
junto a un ciprés 
ahora desplego una vela 
y me tiendo debajo 
Tuve amores 
tuve guerras 
y aceché en los rincones 
mis uñas crecieron 
mis labios se hincharon 
mi rostro se oscureció 
no soy árbol 
no soy pájaro 
no soy nube 

EL LLAMADO

Un niño grita mi nombre 
en la noche 
una muchacha vela junto a las ruinas 
junto a las casas que derribé 
pero un sol 
pero una luna de oro 
miles de pájaros y 
miles de peces 
han resucitado 
y son míos 

EL CAFÉ

Sentado en el café miraba 
a través de la vidriera 
una mujer sin manos tratando 
de esconder un teléfono en su boca 
el grosero pájaro rojo que siempre me persigue 
voló tres veces a mi alrededor 
después se posó en la puerta del café 
y me gritó: 
—¡Eres un ingenuo, no sabes nada, te mataré! 
yo entonces me puse a cantar 
para la blanca y azucarada mujer que murió 
con las monjas 
era todo tan horrible, tan aterrador 
que empecé a reír 
a reír 
a reír 
y me vi a mí mismo pasando 
del otro lado de la vidriera 
estaba inmensamente triste y pensativo 

CUANDO

Cuando cierro los ojos 
mi amada viene 
desde lejos 
y me mira 
cuando apago la luz 
viene la muerte y 
me besa las manos. 

ECTOPLASMAS

Dentro de mi tumba 
camino alterado 
de un lado al otro 
de un lado al otro 
escucho las cosas aullando alrededor 
ideas-automóviles 
automóviles-ideas 
pasa la gente 
habla, se ríe 
de mí 
dicen verdades 
dicen mentiras 
¡de mí, de mí! 
—No, les grito 
no habléis 
de mis amores muertos 
¡despertarán 
os sacarán los ojos! 

ARMONÍA

Dice el árbol: 
—Romperé mis ramas 
esta noche 
arderé 
¡ascenderé! 
Enloquecieron las luces 
en la casa 
se prenden y apagan 
sin razón 
Dice el niño: 
—Es invierno 
y el mar está lejos con su barco 
y hombres cavan 
profundamente 
cavan 
y todo sepultan 
Dice el sol: 
—Dormí y soñé 
que era 
una paloma 
con el pecho desgarrado 
lleno de sangre 
Y dice el barco: 
—Estoy cansado 
quiero dormir 
pero la noche es honda 
pero la noche es oscura 
y sin peces


No hay comentarios:

Publicar un comentario