KURT TUCHOLSKY

        "La crueldad de la mayoría de la gente es carencia de la imaginación, su brutalidad es ignorancia."

Kurt Tucholsky

Berlín-Moabit, (Alemania) 1890 - Gotemburgo/Suecia, 1935


PARQUE MONCEAU


Aquí se está bien. Puedo soñar tranquilo.

Aquí soy un hombre… y no sólo un paisano.

Aquí puedo ir por la izquierda. Bajo el verde tilo

no hay carteles: está prohibido.

Una pelota grande está en el césped.

Un pájaro picotea una hoja tierna.

Un niño pequeño se mete el dedo en la nariz

y se alegra si encuentra algo.

Cuatro americanas comprueban

si Cook tenía razón y aquí hay árboles.

París por fuera y París por dentro:

no ven nada y deben verlo todo.

Los niños alborotan por las piedras de colores.

El sol luce y resplandece sobre una casa.

Estoy sentado en silencio y dejo que me acaricie

y descanso de mi patria.


EUROPA


En el Rin hacen un vino abocado…

pero a Inglaterra no puede ser exportado…

Buy British!

En Viena hay magníficos pasteles y tortas,

pero Suecia les ha cerrado sus puertas.

Köp svenska varor!

En Italia se estropean las naranjas…

¡La agricultura alemana aumenta sus ganancias!

¡Alemanes, comprad limones alemanes!

Y en cada espacio de un kilómetro cuadrado

un sueño de nacionalidad ha cuajado.

Y suave susurra el viento entre los árboles…

Los espacios no son más que ilusiones.

Ahí está Europa. ¿Su aspecto exterior?

El de un manicomio multicolor.

Para batir el récord trabajan en cada nación.

¡Exportación! ¡Exportación!

¡Los otros! ¡Que compren los otros!

¡Los otros se han de beber los buenos vinos!

¡Los otros han de fletar los buques!

¡Los otros han de consumir el carbón!

¿Nosotros?

Aduana, licencia de importación, línea divisoria:

No dejamos entrar ni la cosa más irrisoria.

Nosotros no. Nosotros tenemos un ideal:

pasamos hambre. Pero pensamos en nacional.

Himnos y banderas en cualquier lugar.

¿Europa? ¡Europa ya puede reventar!

Y aunque la quiebra amenace:

¡la nación es lo más importante!

De las personas se puede prescindir.

¡Inglaterra, Polonia, Italia han de persistir!

El Estado nos devora. Un fantasma. Una noción.

El Estado ejerce una gran seducción.

Es algo que se eleva hasta el cielo…

La Iglesia podría copiar el modelo.

Todos debemos comprar. Nadie puede comprar.

Las piras nacionalistas empiezan a humear.

Llamean fuegos nacionalistas rituales.

¡El sentido de la vida son los aranceles!

¡Que el cielo sea el síndico de nuestra quiebra!

Los tiempos modernos bailan al son de la Edad Media.

¡La nación es el octavo sacramento!

¡Que Dios bendiga este continente!


http://blogs.20minutos.es/poesia/2009/06/08/europa-kurt-tucholsky-1890-1935/

No hay comentarios:

Publicar un comentario