PASCUAL BRANDI VERA


Valparaíso-Chile, 1897 - 1971


CUANDO SE FUE


Cuando se fue mi niño la calle quedó sola,
inmensa como un campo baldío y sin estrellas.
Llamó mi corazón y las casas miraron
sin ojos, con el rudo mutismo de sus puertas.
Como un filo de nieve y acero pasó el cierzo
arrastrando las flores de mis lágrimas.
Cuando se fue mi niño la calle quedó sola,
sin promesa de esquinas, ni rincón de esperanzas.
Cuando se fue mi niño la calle se abrió helada
como abismo y sin alma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario