ROBERT NICHOLS - 1a GUERRA MUNDIAL


Inglaterra, 1893-1944

EVENSTAR

Venus, silenciosa Venus 
Si este crepúsculo te hace brillar
Sobre la más infeliz cabeza
Sobre lágrimas más solitarias que las mías
Más vanas oraciones y más profundos suspiros
Toma, dulce espíritu, tu que eres
El consuelo de nuestra desesperación
Todas las oraciones forzosamente silenciadas
Todos los suspiros que no puedo exhalar
Todas las lágrimas que no puedo derramar
Lleno sus ojos y desbordo su corazón
Quien, mi eternos parientes.
descendientes, lejanos, desconocidos, separados
Traed, ah traedle esa consumación
Del dolor sin consuelo
En el que no hay oraciones, ni lágrimas, ni suspiros
No, ni siquiera la divina
Presencia de tu paz eterna
Puede, O Venus, ser mía.

Traducción: Ignacio Pemán Gavín
Robert Nichols  era un joven poeta estudiante en el Trinity College de Oxford cuando con 21 años fue al frente del oeste, 22 años cuando participó en la batalla de Loos y 23 -todavía un chaval- cuando en 1916 tuvo que abandonar el frente por los efectos traumáticos del llamado ”shell shock”. Fue devuelto a casa para no regresar al frente. En el inicio de la guerra perteneció al grupo de poetas que vieron en la guerra la posibilidad de renovar el espíritu decadente de fin de siglo. El famoso spleen de Baudelaire es transformado por un Nichols pletórico: Heads forget heaviness, Hearts forget spleen, For by that mighty winnowing Being is blown clean Cabezas olvidad la pesadumbre, Corazones olvidad la melancolía, Con el fin de que ese poderoso aventado Ser traiga viento limpio Pero no creo que el poema traducido -Evenstar- mantenga el mismo entusiasmo por la guerra. Su lenguaje sencillo, sus imágenes sobrias, hace que llegue con claridad la mirada del herido en blanco y negro, la luz que se convierte en media luz sin aspavientos, no es difícil imaginar el cuadro de un soldado yaciente, ni el contraste de colores entre el crepúsculo del día y el de su propia vida. La siniestra belleza que puede existir en el árbol caído. Fue, como muchos otros, un poeta de guerra en la medida en que su poesía se publicó fundamentalmente durante la guerra: Ardours and Endurances; Also, A Faun’s Holiday and Poems & Phantasies. Su vida tras la guerra fue relativamente corta pero intensa, profesor de literatura en la Universidad, escribió obras de teatro de éxito y tuvo tiempo de realizar constantes viajes e incluso estancias en distintos países hasta que murió a los 51 años. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario