JOHN PEALE BISHOP


Charlestown-Estados Unidos, 1892-Hyannis, 1944

EL RETORNO

De noche oímos la cadencia de fuertes pisadas
De la salida de  tropas, las últimas cohortes partieron
Por  la Puerta Norte. Esa noche algunos escucharon al atardecer
Inclinando sus párpados  hacia  Septentrión.
La mañana atronó y los jóvenes derribaron los trofeos
Y adornos de guerra: los arcos eran fuertes
Pero  bajo el sol solo  piedra; la conquista se acabó
Cercadas  nuestras columnas, todo nuestro ánimo  se derrumbó
En  fragmentos. En el polvo,  ancianos con penachos
Blancas cejas engullidas como   caras quemadas por el sol, 
Fueron cayendo. Pero no más de los que pudiéramos recordar
El viejo lobo de mar, los nombres de los soldados y de  los  escultores.
No sabíamos que el final estaba cerca: ni porqué
llegaba; sólo que mucho antes del final
Muchos deseaban  morir. Entonces los buitres hambrientos
Sobrevolaron más lentamente  el cielo.
Todavía  había impuestos. La sal estaba cara. Los soldados desaparecidos. 
Ahora  había mucha bebida y lascivia
Las casas  alborotadas toda la noche con altercados. Pero sólo
Por un tiempo. Pronto las tabernas no tenían tejados
Es extraño pero fueron los jóvenes,  casi niños,
Quienes primero abandonaron la esperanza; el viejo aún vivía
Un poco, por fin, un poco de vida en los ojos.
Era la joven cuyo hijo no sobrevivió.
Algunos dormían bajo las ruinas, hasta
Los rostros de los dioses se congelaron. Luego vino el miedo.
Algunos hubieran respondido en  sueños, pero restaurada la mañana
Interrogatorio. Entonces Oh! entonces, oh! ruinas
Templos de Neptuno invadidos por el mar
Y los delfines veloces como arroyos deportivos
Como  luz solar  cabalgó sobre el suelo veloz
El mar se desplegó y lo que era azul se convirtió en plata.

Traducciòn Ignacio Pemàn

Para John Peale Bishop,  1917, fue un año muy señalado pues durante en este año  se graduó en la Universidad de Princeton,  publicó su primer libro de poesía -Green Fruit- y emprendió su aventura en la primera guerra mundial de Estados Unidos alistándose en el ejército. Aunque estuvo en las Ardenas con la 84th División  no tuvo una participación directa en el frente. No obstante, su trabajo como vigilante de prisioneros de guerra o  en la exhumación de soldados americanos le impactó  lo suficiente como para inspirarle su libro de ficción “Resurrection,” Tuvo tras la guerra una intensa aunque no larga vida –murió en 1944- que pasó entre la bohemia y  rompedora Francia de entre guerras y Estados Unidos.  Poeta y novelista además de Resurrection” (1922),  “Many Thousands Gone” (1931), Act of Darkness (1935)- cuenta en su haber (quizá es su principal haber) con la amistad de Edmund Wilson, F. Scott Fitzgerald, Allen Tate y MacLeish. El poema traducido fue publicado en 1933 dentro de un poemario titulado Now with his love” tras su estancia en París tras la guerra. En la reseña de este libro que aparece en la página Web http://www.bookrags.com/biography/john-peale-bishop-dlb/, resalta la influencia de Pound y Eliot:
Not until 1933, the year of his final return to America, would Bishop be able to assemble poems enough to make up the relatively slight volume, Now With His Love. Some of these poems are excellent, but many show too much of the influence of Pound and Eliot. Very few reflect anything of Bishop’s sojourn in France, although it might be argued that three of the most successful–”Ode,” “The Return,” and “Perspectives are Precipices”–owe a good deal to the paintings he had viewed in the galleries and museums of Paris.

No hay comentarios:

Publicar un comentario