DRAGUTIN TADIJANOVIC

Rastušje , Slavonski Bro-Croacia, 1905 -Zagreb , 2007 


LA TIERRA ME LLAMA 



La tierra me llama, la tierra me llama: mi madre.
Abre cordialmente la puerta, negra y enorme,
Y espera que entre en su sencilla recámara,
En su recámara silenciosa y sin sol.

Mi madre me llama: - ¡Ven, acuéstate, duerme!
Te cubriré con un cobertor ligero,
¡Te cubriré con el follaje amarillo, con el follaje marchito!

Los gusanos de la tierra, de mi madre,
Por largo tiempo gozarán de mí:
¡Habrá un rico festín en mi ataúd!

Teje para mí, tierra, teje una blanda alfombra de hierba
Y cúbreme con ella, a mí, cansado,
Cuando sueñe entre los gusanos.
Sobre mí, por siglos, temblará una estrella melancólica

Rastusje, 1 de octubre de 1929, martes
Fuente: Revista “Suma”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada