ALBERTO CARRILLO RAMÍREZ


Chiquián- provincia de Bolognesi, región Ancash, Perú-1908 - Lima, 1992




TARDE DE INVIERNO


La tarde cae somnolienta…..

La ciudad está desierta;

Uno que otro transeúnte pasa de rato en rato por alguna calle solitaria.

El cielo está triste y sombrío
i cubierto con oscuro mantón de nubes;
i los campos reposan silenciosos
bajo letal mutismo…..
Todo parece callar i vestirse de luto;
Todo parece hundirse en un sueño profundo;
Ya las sombras se apoderan de los espacios
i negros nubarrones cruzan silenciosos
las insondables alturas
cual apocalíptico regimiento
de colosales fantasmas…..!
Amenaza una fuerte tempestad,
una bestial tormenta de Invierno:
las gentes aguaitan por momentos,
por las puertas entreabiertas
de sus moradas.
Con misterioso pánico en los ojos
temerosos i mudos de terror….
está por vaciarse una terrible tormenta;
un horrendo cataclismo…..!

De repente una ráfaga de luz
rasga las negruras celestiales,
alumbrando con claridad momentánea
la desoladora perspectiva
de un mundo en agonías;
al instante se oye una detonación terrible
retumba en las lejanías
perdiéndose de eco en eco
por entre las escarpadas montañas
i las hondas cavernas……:
Se abren las “cataratas del cielo”,
y en horripilante estruendo
caen con furia las aguas
sobre los frágiles techos i los espesos ramajes,
cual formidable oleaje
de un mar embravecido…..;
cual si fueran los bárbaros azotes
de unas huestes tamerlánicas
cual atorbellinadas caídas
de millares de rugientes Niágaras…!!

Mugen las aguas al saltar
por las pendientes rocosas;
i los bramidos de los bosques i de los cerros
se confunden con el rugir del viento
i con el rugir de la tempestad….!
Parece llegado el castigo divino….
¡Es la cólera implacable de Zeus…!
¡Es el terrible Ramán mostrando su poder….!
¡Es Allāh enfurecido contra los hombres….!

Es la tempestad invernal
que cae, al morir
la hora del crepúsculo

Huaráz, octubre de 1928.

1 comentario:

  1. Felicitaciones por la publicaciòn de este gran escritor y poeta.
    La foto no les corresponde... podemos enviar una.
    Saludos. Gracias.

    ResponderEliminar