THOMAS MICHAEL KETTLE


Clontarf-Dublin-Irlanda, 1880-1916


A MI HIJA BETTY

en días más sabios, mi querida flor, lanzada
a la belleza orgullosa, como era el orgullo de tu madre,
en ese deseado, retrasado e increíble tiempo,
te preguntarás por qué te abandoné, siendo mía,
y el querido corazón que era tu trono de bebé,
por jugármela con la muerte. Y, ¡oh!, te darán rimas
y razones: algunos lo llamarán sublime,
y otros lo declamarán con tono cómplice.
Así que aquí, mientras las dementes pistolas maldigan
por lo alto,
y los hombres exhaustos suspiren, con barro como
colchón y suelo,
sabe que nosotros, infelices, ahora con los muertos
infelices,
no morimos por una bandera, ni un rey, ni un emperador
sino por un sueño, nacido en la cabaña de un pastor,
y por la secreta escritura de los pobres.

Escrito cuatro días antes de su muerte, 1916


Borja Aguiló - Ben Clark (eds.): 
Tengo una cita con la Muerte (Poetas muertos en la Gran Guerra) 
(Linteo, 2011)

No hay comentarios:

Publicar un comentario