JOAN ALCOVER


Mallorca -España, 1854 - 1926

LA RELIQUIA

Faune mutilat
brollador eixut
jardí desolat
de ma joventut.
Beneïda l'hora
que m'ha duït aquí.
La font qui no vessa, la font qui no plora,
me fa plorar a mi.
Sembla que era ahir
que dins el misteri de l'ombra florida
tombats a la molsa
passàvem les hores millors de la vida.
De l'aigua sentíem la música dolça,
dintre la piscina guaitàvem els peixos.
collíem poncelles, caçàvem bestioles,
i ens fèiem esqueixos
muntant a la branca de les atzaroles.
Ningú sap com era
que entre l'esponera
de l'hort senyorívol
fent-lo més ombrívol
creixia la rama d'antiga olivera.
Arbre centenari,
amorós portava la soco torçuda
perquè sense ajuda
poguéssim pujar-hi.
Al forc de la branca senyora i majora
penjàvem la corda de l'engronsadora
i venta qui venta.
folgàvem i rèiem, fins que la vesprada
la llum esvaïa de l'hora roenta,
de l'hora encantada.
Somni semblaria
el temps que ha volat
de la vida mia.
Sense les ferides que al cor ha deixat,
sense les ferides que es tornen a obrir
quan veig que no vessa
ni canta ni plora la font del jardí.
Trenta anys de ma vida volaven de pressa,
i encara no manca
penjat a la branca
un tros de la corda de l'engrossadora
com trista penyora
despulla podrida d'un món esbocat...
Faune mutilat
brollador eixut
jardí desolat
de ma joventut.


LA RELIQUIA


fauno mutilado
manantial seco
jardín desolado
de mi juventud.
Bendita la hora
que me ha traído aquí.
La fuente que no derrama, la fuente que no llora,
me hace llorar a mí.
Parece que fue ayer
que dentro del misterio de la sombra florida
tumbados en el musgo
pasábamos las horas mejores de la vida.
Del agua sentíamos la música dulce,
dentro de la piscina guaitàvem los peces.
Collier capullos, cazábamos bichos,
y nos hacíamos esquejes
montando a la rama de las atzaroles.
Nadie sabe cómo era
que entre el Esponera
del huerto señorial
haciéndolo más sombrío
crecía la rama de antigua olivo.
Árbol centenario,
amoroso llevaba la soco torcida
porque sin ayuda
pudiéramos subir.
Al esfuerzo de la rama dueña y señora
colgábamos la cuerda del columpio
y venta que venta.
folgàvem y nos reíamos, hasta que la tarde
la luz desvanecía de la hora al rojo vivo,
de la hora encantada.
sueño parecería
el tiempo que ha volado
de la vida mía.
Sin las heridas que el corazón ha dejado,
sin las heridas que se vuelven a abrir
cuando veo que no derrama
ni canta ni llora la fuente del jardín.
Treinta años de mi vida volaban deprisa,
y aunque no falta
colgado en la rama
un trozo de la cuerda del engrossadora
como triste prenda
desnuda podrida de un mundo abocardado ...
fauno mutilado
manantial seco
jardín desolado
de mi juventud.



DESOLACIÓ


Jo só l'esqueix d'un arbre, esponerós ahir,
que als segadors feia ombra a l'hora de la sesta;
mes branques, una a una, va rompre la tempesta,
i el llamp, fins a la terra, ma soca migpartí.



Brots de migrades fulles coronen el bocí,
obert i sens entranyes, que de la soca resta;
cremar he vist ma llenya; com fumerol de festa,
al cel he vist anar-se'n la millor part de mi.



I l'amargor de viure xucla ma arrel esclava,
i sent brostar les fulles, i sent pujar la saba,
i m'aida a esperar l'hora de caure, un sol conhort:



cada ferida mostra la pèrdua d'una branca;
sens mi, res parlaria de la meitat que em manca;
jo visc sols per a plànyer lo que de mi s'és mort.



DESOLACIÓN


Yo soy el esqueje de un árbol, frondoso ayer,
que los segadores hacía sombra a la hora de la siesta;
mes ramas, una a una, rompió la tormenta,
y el rayo, hasta la tierra, mi tronco demediado.



Brotes de migradas hojas coronan el pedazo,
abierto y sin entrañas, que de la cepa resto;
quemar he visto mi leña; como humareda de fiesta,
el cielo he visto irse la mejor parte de mí.



Y la amargura de vivir chupa mi raíz esclava,
y siendo brotar las hojas, y siendo subir la savia,
y m'aida a esperar la hora de caer, un solo consuelo:



cada herida muestra la pérdida de una rama;
sin mí, nada hablaría de la mitad que me falta;
yo vivo sólo para lamentar lo que de mí se ha muerto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario