FRANCISCO BAZÁN


Ciudad de Caacupé-Paraguay, 1928. 

VANO CRISTAL


Cumplido el arduo día,

extenuadas las horas

sin color, el sol, la luna,

la consumida esperanza;
después de satisfecho
el fervor de la lectura
que hurta al tedio
de las sucesivas jornadas;
después de los fracasos
que mis pasos fatigan
sobre el plano de una
ciudad cotidiana;
después de los vanos
proyectos, de la quieta compasión
por la innúmera humanidad
y el minúsculo ser finito
que soy yo mismo,
el alma está sola,
sin la inútil esperanza,
frente al cristal de la Nada.

(Mayo, 1981)

EN LA NOCHE

En la noche
Beethoven; un remoto zorzal
cantando en el bosque
transparente de luna.

En el alma
la inabarcable extensión nocturna,
el silencio,
los recuerdos,
la enorme tristeza
de la vida.

(1979)

(De: La muerte de mi padre, 1982)

No hay comentarios:

Publicar un comentario