ARCHIBALD MACLEISH


Glencoe-Estados Unidos,1892 – Boston, 1982

LOS JÓVENES SOLDADOS MUERTOS

Los jóvenes soldados muertos no hablan.
Sin embargo, son escuchados en las casas silenciosas:
¿Quién no los ha escuchado?

Tienen un silencio que habla por ellos de noche
y cuando el reloj cuenta los instantes.

Dicen ellos: éramos jóvenes. Hemos muerto.
Recuérdennos. 

Dicen ellos: hicimos lo que pudimos, pero hasta que no
concluya, no habrá terminado. 

Dicen ellos: hemos entregado nuestras vidas, pero hasta que
no concluya, nadie sabrá qué es lo que aportaron nuestras vidas. 

Dicen ellos: nuestras muertes no son nuestras; son de
ustedes; significarán lo que ustedes hagan de ellas. 

Dicen ellos: si nuestras vidas y nuestras muertes fueron por
la paz y una renovada esperanza, o por nada, no lo podemos decir; son
ustedes quienes deben decirlo. 

Dicen ellos: les dejamos nuestras muertes. Dénles su significado. 

Fuimos jóvenes, dicen ellos. Hemos muerto. Recuérdennos.



PSIQUE CON LA LINTERNA

El amor, que es el misterio más difícil,
busca de cada joven una respuesta
y más de los más ardientes y más hermosos —

El amor es un pájaro en un puño:
atraparlo lo esconde, mirarlo es dejarlo ir.
Girará desatado si levantas demasiado un dedo.
Se quedará si lo cubres —se quedará, mas ignoto e invisible.
Guárdalo para siempre con el puño cerrado
o déjalo volar
cantando en fervor de sol y en la canción desvanecido.
No hay respuesta otra para este misterio.


EL SILENCIO DE LOS CAÍDOS

También, también nosotros, descendiendo de nuevo
Las colinas de nuestra propia tierra, también nosotros hemos escuchado
A lo lejos – ¡Ay, que ce cor a longue  haleine-
El cuerno de Roldán en los paisajes de España,
la primera, la segunda explosión, la tercera fallida ,
Y con la  tercera, media vuelta para escalar  una vez más
El empinado camino hacia el sur, y escuchar el sonido tenue
De las espadas, los caballos, la desastrosa guerra,
Y al fin cruzar el oscuro desfiladero y encontrar
En Roncesvalles la llanura oscura
Los muertos contra los muertos y en el silencioso suelo
El silencio de los caídos


No estuve presente, pero es probable que en el funeral de Archibald Macleish (1892-1982) el oficiante elogiara su dilatada carrera profesional. Graduado en la Universidad de Yale en  Literatura inglesa y en la  Escuela de Leyes de la Universidad de Harvard, editor, escritor, Abogado y  Bibliotecario del Congreso a solicitud de Roosvelt,  representante de su país de  en la Unesco, y ganador del premio Pulitzer de poesía en 1933 y 1953 y de drama en 1959, son algunos hitos de una dilatada vida le permitió desarrollar y sobresalir en múltiples facetas .
Pero también es probable Archibald dedicara su último recuerdo a sus lejanos días en las trincheras y a  su hermano Kenneth que se quedó en aquella ya entonces lejana guerra, por el impacto que ambas circunstancias, la guerra y la pérdida de su hermano tuvo en su vida.  Sus cartas con su hermano muerto en la guerra fueron publicadas por su madre en 1919 bajo el título de Kenneth (el nombre de su hermano) Durante la guerra se alistó en el unidad de Hospital móvil y en 1917 llegó a Francia.. A principios de 1918 fue enviado al cuerpo de Artillería y posteriormente al frente como comandante de la Batería B, en el que participó  puntualmente en la acción de  Thierry Chateau. Antes de finalizar la batalla, fue enviado como instructor al campo Meade el resto de la guerra. El poema traducido Silent Slain llamado también Too Late born fue publicado en su colección de poemas 1924-1933. Comentado brevemente por Grover Smith en su libro sobre Archibald MacLeish dice sobre este poema:
The Too-Late Born:  rhetorically very brilliant, is most meaningful en the context of the time poems . it, too is about the community of the dead. The death of Roland at Roncesvalles has been made archetypal: the silent slain could belong to any army and the  fact that “we” survive them is an accident of time –an ironic one, for in due time we shall join them in the universal graveyard of the earth. Ignacio Pemán Gavín



No hay comentarios:

Publicar un comentario