WILFRED OWEN - 1a GUERRA MUNDIAL


Oswestry- Shropshire-Inglaterra 1893- Muerto en acción, Canal Sambre-Oise,1918

 DULCE ET DECORUM EST 
(DULCE Y HONROSO ES) 

 Torcidos, como viejos mendigos bajo sus hatos, 
Renqueando, tosiendo como brujas, maldecíamos a través del lodo, 
Hasta que donde alumbraban las luces de las bengalas nos dimos la vuelta 
Y hacia nuestra lejana posición empezamos a caminar afanosamente.
Los hombres marchaban dormidos. Muchos habían perdido sus botas 
Pero abrumados avanzaban sobre zapatos de sangre. Todos cojos, todos ciegos; Borrachos de fatiga, sordos incluso al silbido de las balas 
Que los cansados cañones de calibre 5.9 disparaban detrás de nosotros. 

 "¡Gas, gas! ¡Rápido, muchachos!"; un éxtasis de desconcierto, 
Poniéndonos los toscos casos justo a tiempo; 
Pero alguien aún estaba gritando y tropezando 
Y ardía retorciéndose, como ahogándose en cal viva... 
Borroso, a través de los empañados cristales de la máscara y de la tenue luz verde, Como en un mar verde le vi ahogarse. 
En todas mis pesadillas, ante mi impotente mirada, 
Se desploma boqueando, agonizando, asfixiándose. 

Si en algún sofocante sueño tú también puedes caminar 
Tras la carreta en la que lo pusimos, 
Y mirar sus blancos ojos moviéndose 
En su desmayada cara, como un endemoniado. 
Si puedes escuchar a cada traqueteo 
El gorgoteo de la sangre saliendo de sus destrozados pulmones, 
Repugnante como el cáncer, nauseabundo como el vómito 
De horrorosas, incurables llagas en lenguas inocentes, 
Amigo mio, no volverías a decir con ese alto idealismo 
A los ardientes jóvenes sedientos de gloria 
La vieja mentira: "Dulce et decorum est pro patria mori". 

 HIMNO A LA JUVENTUD CONDENADA 

¿Doblarán las campanas por aquellos que mueren como ganado? 
Sólo la rabia monstruosa de los cañones 
el rápido tartamudeo de los fusiles 
pueden rezarles una breve plegaria. 

 Para ellos, no más ceremonias, oraciones ni campanas 
ni voces de luto o salvas en coros, 
Sólo el agudo, rabioso gemido de coros de obuses 
y clarines llamándolos desde dolientes condados. 

 ¿Qué candelabros pueden encenderse para ellos? 
No en sus manos de niños sino en sus ojos
brillará la sagrada luz de los adioses. 

 La pálida mirada de las muchachas serán sus mortajas; 
Sus ofrendas, la ternura de dolidos recuerdos 
y cada lento atardecer se inclinará ante sus memorias.

(versión de J.C.G.A) 
http://www.cinosargo.cl/content/view/746398/LA-POESIA-INGLESA-DE-TRINCHERAS.html 
http://gilichorradas.blogspot.com/2008/02/dulce-et-decorum-est-wilfred-owen.html 

PARÁBOLA DEL VIEJO Y EL JOVEN 

 Así pues, Abraham se levantó, cogió la tabla, partió, 
Y se llevó el fuego consigo, y un cuchillo. 
Y mientras avanzaban, ambos juntos, 
Isaac habló primero, y dijo: "Padre, 
Mira los preparativos: fuego y metal, 
Pero, ¿dónde está el cordero para este sacrificio? 
Entonces Abraham ató al joven 
Lo ató con correas y tirantes, 
Y construyó parapetos en las trincheras, 
Y agarró el puñal directo para clavarlo en su hijo. 
Cuando, he aquí que un ángel lo llamó desde los cielos, 
Diciendo: No oses tocar al muchacho, 
Ni le hagas nada. Mira, 
Un cordero, atado por los cuernos; 
Ofrece en sacrificio el cordero en lugar del muchacho. 
Pero el viejo nunca hará eso, sino que sacrificará a su hijo, 
Y la mitad del germen de Europa, uno a uno.

 http://inocenciayexperiencia.blogspot.com/2008/03/parbola-del-viejo-y-el-joven.html


Wilfred Edward Salter Owen (Oswestry, Shropshire, 1893- Canal Sambre-Oise1918  Cayó abatido durante el cruce del Canal Sambre-Oise apenas una semana antes del fin de la guerra. Su madre recibió el telegrama que le informaba de la muerte de Owen el Día del Armisticio.
Wilfred Owen nació el 18 de Marzo de 1893 en Oswestry (United Kingdom).El mayor de cuatro hermanos,  fue educado en la religión anglicana en una escuela evangélica que influyó en su poesíatal como  se aprecia en los temas recurrentes del sacrificio, lenguaje bíblico y descripción del infierno.
La guerra le sorpendió en Burdeos donde impartía clase de ingles en el Berlitz School of Languages desde 1913; se alistó  en el Artists’ Rifles el 21 de Octubre de  1915; siguó 14 meses de entrenamiento en Inglaterra y posteriormente en 1917   fue enviado a Francia en cuyo frente estuvo únicamente cuatro meses . Impactado por la experiencia del frente fue enviado a Craiglockhart  un Hospital de Guerra cerca de Edimburgo donde conoció a S. Sassoon. En el año 1918 aún tuvo tiempo de volver al frente para morir siete días antes del armisticio el 11 de Noviembre de 1918 .
Por su calidad, por su frustrada juventud y por ese final tan de película que es morir prácticamente el día del armisticio de una guerra Owen ha pasado a ser  el poeta de esta  guerra  por excelencia. He elegido “The Parable of the old Man and the Young” por varios motivos. El primero por la extrema intensidad con que es cantado por el tenor y el barítono en el Ofertorium del War Requiem de  Britten. Britten compuso esta obra con motivo de la inauguración de la Catedral de San Michael en la diócesis de Coventry en 1962 que había sido destruida por un bombardeo en la noche del 14 de Noviembre de 1940. Se trata de un diálogo ente la tradicional misa latina de Requiem y nueve poemas de Wilfred Owen . He elegido este poema  -a pesar de que otros poemas como “At a Calvary” o “Near the Ancre” me han parecido que tenían más fuerza poética-, por su temática.  Un episodio impactante de la Biblia por por lo que puede suponer de  perversa exigencia de Dios  del holocausto de Isaac frente a cualquier sacrificio  siempre  a cambio de  un favor concreto y en el que parece  requerir algo tan sorprendente como que a pesar  del aparente absurdo de la propia  vida, de las guerras,  de muchos nuestros actos creamos en la existencia de  un sentido escondido último que se nos escapa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario