SIGFRIED SASSOON 1a GUERRA MUNDIAL


Brenchley-Inglaterra, 1886-Heytesbury, 1967


 ELLOS 

 El Obispo nos dijo: Cuando los muchachos regresen 
No serán los mismos. Porque ellos pelearon 
En una causa justa: lideraron el último ataque 
Contra el Anti Cristo; su sangre de camaradas compró 
El nuevo derecho para multiplicar una raza honorable, 
Ellos retaron a la muerte y la enfrentaron cara a cara.” 
 “¡Ninguno de nosotros es el mismo!”, Replicaron los muchachos. 
Para George fue perder sus dos piernas; y Bill esta ciego como una piedra; 
Al pobre Jim le perforaron los pulmones y le gustaría morirse; 
Y a Bert se lo llevó la sífilis: Usted no encontrará 
Un chico que no haya tenido un cambio al servir” 
Y el Obispo dijo: “Los caminos de Dios son extraños.” 

 Versión de Raúl Racedo>

GLORIA DE LAS MUJERES


Nos amábais  cuando éramos héroes, a casa de permiso,
O heridos en un lugar memorable .

Adoráis las decoraciones; o así lo  creéis

Esa amabilidad redime de la desgracia de la guerra.

Nos hacéis conchas. Escucháis con deleite,

Cuentos de suciedad y  peligro con cariño emocionado.

Coronáis nuestro ardor lejano mientras luchamos,

Y lloráis nuestro recuerdo laureado cuando estamos muertos.

No podéis creer que las tropas británicas “retirarse”

Cuando el último horror del infierno las rompe, y huyen,

Pisoteando los terribles cadáveres  – ciegos de sangre.

O madre alemana soñando junto al fuego,

Mientras estás tejiendo calcetines para enviar a tu hijo

su rostro està pisado màs profundo en el lodo.
Traducciòn Ignacio Peman Gavìn
Quizás Sigfried Sassoon (Brenchley, 1886-Heytesbury, 1967) constituya el ícono más importante entre los poetas de la guerra. Por su valentía demostrada en el frente –le llamaban Mad Jack-. Por su rebeldía ante la insensatez de los políticos, por su capacidad para tejer una abundante literatura sobre la guerra. Hijo de rico padre judío, estudió Derecho e Historia en Cambridge aunque demostró más pasiónpor el cricket que por terminar los grados; y al iniciar la Primera Guerra Mundial con 30 años, no había todvía publicado ni prosa ni poesía. La guerra desarrolló su vocación literaria por la atrocidad de la realidad bélica por la insensibilidad en el país de los oficiales, los eclesiásticos y políticos. Hizo de ello el tema de su poesía, y a través de ella denunció el militarismo y la hipocresía de la maquinaria bélica.
Tras su convalecencia en 1917, Sassoon no quiso volver al frente; animado por Bertrand Russell y otros amigos pacifistas envió una carta a sus jefes titulada Finished with the War: A Soldier’s Declaration que posteriormente, a través de un amigo diputado, fue leída en el Parlamento. En aquella arriesgada carta se atrevió a condenar por su atrocidad e inutilidad la guerra para que no encontraba justificación alguna. En lugar de un Consejo de Guerra fue enviado al hospital psiquiátrico cerca de Edimburgo Craiglockhart War Hospital donde fue tratado por supuestos efectos psíquicos de la guerra y donde encontró a W. Owen con el que pasó largas horas alrededor de la poesía.Sigfried Sassoon aún volvió a la guerra. Pudiendo haber permanecido en las islas el resto de la guerra, decidió dejar el Hospitarl para regresar al frente. Más fuerte que su actitud crítica contra la guerra sintió la solidaridad conlos que había dejado enel frente. Primero en Palestina, luego de nuevo en el frente del Oeste, fue nuevamente herido, esta vez en la cabeza y volvió a Gran Bretaña, esta vez para no volver. Su poesía desnuda, crítica e incisiva, fue sucesivamente reunida  en The Old Huntsman and Other Poems (1917), Counter-Attack and Other Poems (1918), The War Poems (1919), y Picture-Show (1919). Sus imágenes llenas de  contrastes entre personajes, situaciones u opiniones  todavía resultan vivas hoy día. Cortos, sencillos pero no fáciles he extraído estos dos. La Gloria de las mujeres me recuerda a las escenas que el propio S. Sassoon recoge en sus Memorias, a esos encuentros en su  Inglaterra natal con su tía o con las amigas de su tía entusiasmadas con las hazañas de sus héroes, palabras que agreden aun  Sasson incapaz de olvidar  la miseria de aquella guerra. El otro poema titulado El suicidio de las trincheras no deja de poner de manifiesto un sentimiento similar, la distancia sonora de las calles de Londres hacia el sufrimiento, tan solitario, de aquellos soldados.


2 comentarios:

  1. Quisiera hacer algunos aportes con respecto a la traducción del poema "Gloria de las mujeres", que considero sería mejor "Gloria a las mujeres".
    El poema dice: "you worship decorations", que sería adoráis las condecoraciones/medallas, no las decoraciones.
    "You make us shells", que significa "nos construyen bombas", no conchas que es otra acepción pero que no tiene sentido aquí.
    "you can´t believe that British troops "retire" Sería: "no pueden creer que las tropas británicas se retire", no "retirarse", ya que tampoco tiene sentido.
    Finalmente: "his face is trodden deeper in the mud", también podría traducirse como "su rostro es una huella profunda en el lodo/barro".
    Saludos
    Gabriela

    ResponderEliminar