SAÚL CHERNIJOVSKY


Mijialovsky-Rusia, 1875-Tel Aviv- Israel,1843

CREDO

Ríete, ríete de los sueños, 
soy el soñador que habla.
Ríete porque crea en el hombre,
ya que aún creo en ti.

Mi espíritu aspira a la redención, 
al becerro de oro, no me entregué
ya que aún creo en el hombre
y en su orado espíritu.

Las vanidades arrojará lejos de sí
y nos elevará por encima de las cosas.
No de hambre ha de morir el trabajador. 
Libertad al espíritu, al necesitado pan.

Ríete porque crea también en la amistad, 
creo que aún he de encontrar un corazón, 
fruto de mis esperanzas y también de las tuyas 
y que ha de comprender y sentir el dolor.

Creo también en el futuro,
aunque está lejos aún el día,
éste ha de llegar y con él, la paz
y la bendición para todos los pueblos.

Entonces florecerá mi pueblo.
Surgirá en mi país una generación
que lanzará lejos las cadenas
y casa a casa verá la luz.

Vive, ama, actúa y hace
una generación en mi país
y no en el futuro, y no en las nubes
ya que la vida espiritual no le es bastante.

Un nuevo canto canta el poeta,
a la belleza está su corazón presto.
Recogen de mi tumba para el joven
un ramo de flores.

TRES VERDADES

Tres verdades hay en el mundo,
cada una con su aureola:
La verdad del heroísmo,
la verdad de la fuerza
y la verdadera – la de la belleza.
Cada generación elige entre ellas
mientras late su corazón y es fuerte su espíritu.
Las generaciones pasan y cada una espera a la siguiente.

Tres verdades hay en el mundo
y cada una con su brillo:
La verdad particular,
la verdad general
y la verdad del hombre – verdad absoluta.
Cada nación elige su verdad,
la adapta y reestructura hasta su disolución.
¿y cuál es la nación que se regocija?

Tres verdades hay en el mundo
y cada una con su esplendor:
La verdad particular – verdad de la fuerza,
la verdad de la ley – verdad general
y la verdad de la belleza – que es absoluta.
La verdad particular – verdad de la maldad,
la verdad general – maldición, por la que eres juzgado 
y la verdad de la belleza que asciende a lo alto.

EL HOMBRE NO ES SINO.....

(fragmento)

El hombre no es sino un pedazo de tierra,
no es sino la imagen del paisaje de su patria.
Es sólo lo que recogió su oído todavía tierno,
es sólo lo que captaron sus ojos antes de cansarse de mirar, 
es todo lo que tocó un niño perplejo en los senderos
de rocío y que tropezó con todo terrón o montón de tierra 
mientras que en lo más profundo de su interior y sin saber 
construyó un altar sobre el cual inmola todos los días 
a la reina de los cielos, a las estrellas y al zodíaco.
y con el tiempo, en su lucha por la subsistencia
en el libro en que se describe su vida
descubre la explicación de los sucesos en cada señal
y los presagios, uno a uno, del porvenir
y que fueron grabados en él desde el comienzo.
El hombre no es sino la imagen del paisaje de su patria.


No hay comentarios:

Publicar un comentario