SÁNDOR REMÉNYIK


Kolozsvár-Hungría 1890– 1941


SIEMPRE NOS DESPEDIMOS



Les digo: Siempre nos despedimos.

De la noche a la mañana,

Del día al anochecer,
De los colores, si la bruma los esconde,
Del silencio, si un sonido lo interrumpe,
Y del sonido si de pronto se apaga....
De las sonrisas cuando nos iluminaron,
De las heridas si nos hicieron daño,
De los sueños que no se cumplieron,
De los deseos cuando se enfriaron.
Porque el sol nunca se levanta igual,
Cada sonrisa, cada lágrima es diferente,
Pasa el minuto, lo traga el tiempo.
Muchas veces ni nos damos cuenta,
No pensamos que nunca vendrá de vuelta.
Por eso les digo que la vida
No es más que una eterna despedida

No hay comentarios:

Publicar un comentario