PHILIP EDWARD THOMAS - 1a GUERRA MUNDIAL


Londres-Inglaterra, 1878
Muerto en acción Batalla de Arras- Pas-de-Calais, Francia, 1917

 EL ÁRBOL DE CEREZAS

 El árbol de cereza se dobla encima y está derramándose 
En el viejo camino donde todos aquellos que lo pasaron han muerto. 
Sus pétalos se esparcían en el césped como para un casamiento 
Esta temprana mañana de Mayo, cuando ahí nadie se casaba. 

 Versión de Raúl Racedo

 LLUVIA 

 Lluvia. Medianoche, lluvia. 
Nada más que la salvaje lluvia
 En Esta choza desierta y solitaria y yo 
Recordando otra vez que moriré. 
Y ni escuchar la lluvia o agradecerle 
Por lavarme y limpiarme desde 
Que nací en el interior de esta soledad. 
Bendecidos son los muertos por lluvia y lluvias
 Pero aquí yo rezo por alguien a quien una vez amé 
Y que estará muriendo ésta noche o yaciendo despierto; 
Solitario, escuchando la lluvia. 
Apenado o de otro modo compasivo. 
Desvalido en medio de vivos y muertos. 
Como agua fría entre los quebrados juncos. 
Miríadas de juncos rotos, todos inmóviles y tiesos 
Como yo que no he sido amado por esta lluvia salvaje 
Que no disuelve excepto el amor de la muerte. 
Si el amor es dirigirse hacia lo que es perfecto y lo que no, 
La puesta a prueba me habla de la desilusión. 

Versión de Raúl Racedo 
 http://www.poemadeamor.net/search/label/Edward%20Thomas

Philip Edward Thomas, escritor y poeta anglogalés. Es considerado por lo general como poeta de la guerra, pese a que pocos entre sus poemas tratan directamente sobre sus experiencias bélicas. Se alistó en el ejército en 1915, y murió en combate en la Batalla de Arras, en 1917, poco después de llegar a Francia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada