GILBERT KEITH CHESTERTON


Londres-Inglaterra 1874 - Beaconsfield, 1936

 EL CONVERSO 
The Convert

 El converso plantea una visión fantástica sobre la hipotética y razonable conversión de Lázaro al ser resucitado

 Después de un instante, cuando incliné mi cabeza 
Todo el mundo cambió y se enderezó, 
Emergí donde el viejo camino brilló en su blancura, 
Caminé las calles y oí lo que todos los hombres dijeron, 
Bosques de lenguas, como las hojas de otoño sin caer, 
Indignas de amar pero extrañas y ligeras; 
Viejos enigmas y nuevos credos, sencillos, 
Como hombres que sonríen por un muerto. 

 Los sabios tienen cien mapas que ofrecer, 
Señal que su cosmos arrastra como un árbol 
Y nublan tanto su razón,igual que un tamiz 
Que conserva la arena y permite que el oro, libre,huya: 
Y todas estas cosas son para mí menos que el polvo 
Pues mi nombre es Lázaro y estoy vivo 

 EL ESQUELETO 

 El esqueleto que balbucea y la brisa 
No son más felices que yo; 
Aquí yazco entre flores 
Con mi eterna sonrisa, 
No; para nada cómodamente; 
Aunque por cierto, amigos, por pensa de prisa 
No imaginé la muerte, que el buen rey 
Ocultó como broma... cuidadosamente 

 UNA PLEGARIA EN LA OSCURIDAD 
A prayer in the darkness 

 Debo agitarlo, Oh Cielo, estremecer esta Tierra es un delirio, 
Tener piedad de mí, pero permitid que el Mundo se alimente;
Sí, en mi locura, hasta que sienta mi propia muerte, 
Hasta que se escuche a la hierba crecer sobre mi tumba. 

 Si me atrevo a gruñir entre el sol y el césped, 
 A gimotear en un clamor, dadme la gracia de poseer, 
Bajo esta lluvia luminosa, bajo las frutas lozanas, 
El resplandeciente silencio del desprecio de Dios. 

 Agradezco al Cielo que las estrellas brillen lejos, 
Ya que peregrino en una noche de Ira; 
Agradezco que mis lágrimas no perturben a la mariposa, 
Ni ser maldecido por el oprobio de cortar una flor. 

 Los hombres dicen que el sol se ha oscurecido, 
Sin embargo, creo que nunca más ha brillado 
Como durante aquella tarde del Calvario 
Donde Aquel que fue colgado del Arbol de la Tortura, 
Escuchó el eco de los grillos cantando, y se alegró.

No hay comentarios:

Publicar un comentario