EWART ALAN MACKINTOSH (1a GUERRA MUNDIAL)


Brighton-Suxxex (Inglaterra), 1893-Muerto en acción- Batalla de Cambrai, 1917

SOLDADO

Al Soldado raso D. Sutherland, muerto en combate en una trinchera alemana el 16 de mayo de 1916, y a los otros que murieron

Así que tú eras el padre de David, 
y él era tu único hijo,
y el musgo de la turbera recién cortado se pudre
y el trabajo ha quedado sin hacer,
porque hay un hombre viejo que llora,
sólo un anciano con su dolor,
por David, su hijo David,
que no regresará. 

Oh, las cartas que te escribió,
–y puedo verlas aún–:
ni una palabra sobre la guerra
pero sí sobre las ovejas en la colina
y sobre cómo deberías recoger la cosecha
antes de que el año se vuelva más tormentoso,
y los bosches tienen ahora su cuerpo,
y yo era su oficial. 

Tú eras sólo el padre de David,
pero yo tenía cincuenta hijos
cuando salimos al atardecer
bajo el arco de los cañones,
y regresamos al crepúsculo
–¡oh, Dios! Los oí llamar
pidiéndome ayuda y una misericordia
que no podría ayudarlos–.

Oh, nunca os podré olvidar,
mis hombres, que confiasteis en mí,
más mis hijos que de vuestros padres,
pues ellos sólo podían ver 
a los indefensos pequeños bebés
y a los hombres jóvenes en su orgullo. 
Ellos no podían veros morir,
y sosteneros mientras moríais. 

Felices y jóvenes y aguerridos,
vieron a sus primogénitos partir,
pero no los fuertes brazos partirse
y los bellos hombres traídos abajo,
los lastimosos cuerpos retorcerse,
gritaban “No me deje, señor”,
pues ellos eran sólo vuestros padres,
pero yo era vuestro oficial. 
E. A. Mackintosh

Traducción de Borja Aguiló y Ben Clark
Tengo una cita con la Muerte (Poetas muertos en la Gran Guerra) Ediciones Linteo 2011
http://www.delversoyloadverso.com/2011/09/in-memoriam-de-e-mackintosh.html



El teniente Alan Ewart Mackintosh fue un poeta y oficial de la guerra en la Seaforth Highlanders de diciembre de 1914. Mackintosh fue asesinado, durante la observación de la segunda jornada de la segunda batalla de Cambrai, el 21 de noviembre de 1917. Se ha dicho que su mejor poesía ha sido comparable a la de Rupert Brooke. Por dos veces el oficial Ewart Alan Mackintosh  tuvo la oportunidad de evitar el frente pero por dos veces su firme deseo de participar en aquella guerra fue superior al destino. La primera, al iniciarse la guerra y ver rechazada su solicitud de alistarse en Agosto del 14 por corto de vista, lo que no le impidió reintentarlo nuevamente y esta vez con éxito meses más tarde, incorporándose al 5th (The Sutherland and Caithness Highland) Batallón, Seaforth Highlanders La segunda oportunidad de evitar el frente fue fue con motivo de su hospitalización durante 8 meses cerca de Cambrige en Agosto de 1915 por las heridas sufridas en High Wood en la Somme, donde tras recuperarse de las heridas le ofrecieron un puesto de instructor en Cambridge que rechazó para volver al frente. Mackintosh responde fielmente al perfil de poeta de guerra, murió a los 23 años habiendo publicado su poemario A Highland Regiment and Other Poems 1917-, perteneciente a una generación de oficiales ingleses formados en Oxford o Cambridge que supieron compaginar letras y armas, valentía por el día y silenciosa rebeldía por la noche y siempre preocupados por los soldados que de ellos dependieron. Dos de sus acciones militares fueron decisivas en su vida. Una, en la Batalla de Arras, en la llevó a cabo una incursión militar un 16 de mayo de 1916 por la que recibió la Military Cross. Y en la segunda donde encontró su propia muerte en el año 1917. En la tarde de aquel 16 de Mayo de 1916 Mackintosh y el segundo teniente Mackay llevaron a cabo como oficiales una incursión sobre las trincheras alemanas en el noroeste de Arras. Fue un éxito de acción pero al final de la noche había dieciséis bajas de las cuales 14 eran heridos y 2 muertos. En la entrada del Diario de Guerra del Batallón de aquel 16 de Mayo se lee lo siguiente: 
“Bn [battalion] employed in working parties. In the evening at 8.10pm after an artillery preparation 2 raiding parties under Lts Mackintosh and 2 Lt Mackay entered German lines on both sides of Salient at pt 127. 7 Germans were killed by being either shot or bayonetted and 5 dug-outs full of Germans were bombed. Also 1 dugout was blown up by RE [Royal Engineers]. All our party returned except one man who was left dead in German lines. It is estimated that German casualties must have been between 60 and 70. Our casualties were 2 Lt Mackay slightly wounded, 2 men killed and 14 wounded. Two of the wounded have since died.” (1) Por esta acción recibió la MIlitary Cross el 24 Junio de 1916 pero no solo por el éxito de la incursión sino sobre todo por su coraje al recoger a los heridos bajo el fuego alemán . Así lo relataba en the London Gazette 2nd Lt. (temp. Lt.) Ewart Alan Mackintosh, l/5th Bn., Sea. Highrs., T.F. For conspicuous gallantry. He organised and led a successful raid on the enemy’s trenches with great skill and courage. Several of the enemy were disposed of and a strong point destroyed. He also brought back two wounded men under heavy fire.
 Uno de los dos hombres muertos en la incursión fue David Sutherland, de 19 años como consecuencia de las heridas y a quien tuvo que abandonar en el regreso al campamento. Su cuerpo perdido en el campo del enemigo le inspiró el poema aquí traducido ‘In Memoriam’. Sutherland, es ‘David’ en el poema, (como por cierto era el nombre de su regimiento) y la referencia del diario del Batallón a “the man left dead in the German lines” puede ser la referencia de “And the Bosches have got his body” del poema. Y el origen rural y analfabeto de David Sutherland (Achreamie in Caithness, una región rural al norte) queda reflejado en el tipo de carta que en el poema pudiera escribir a sus padres “Not a word of the fighting, Just the sheep on the hill”. Poco más de un año después Ewart moría en la Batalla de Cambrai, el 21 de Noviembre de 1917, mientras observaba la acción cerca del pueblo de Cantaing y lo enterraron en el Orival Wood Cementerio cerca de Flesquières en el Norte de Francia. También de esta muerte quedó constancia en el relato improvisado de uno de los soldados sobrevivientes que contó muchos años después a un nieto -llamado Kenny- cómo fue aquella incursión de observación del enemigo y cómo la actitud protectora de su oficial –quizás en exceso- hacia los soldados le ocasionó la muerte. Cuenta Kenni que su abuelo le había contado: “This group continued to come under heavy fire from the German positions. MacKintosh turned to my grandfather and the gunner and told them to keep their heads down. MacKintosh then lifted his head above the parapet to look for targets and was immediately shot – the bullet entering just above his mouth and exiting at the back of his head. He died instantly.” En los Jardines de Princes Street,en Edimburgo, en el monumento en Memoria de los soldados escoceses que participaron en la guerra, bajo la estatua de aquel soldado que mira al frente y que tan expresivamente se llama The Call, aparecen escritos los versos “If it be life that waits I shall live forever unconquered; if death I shall die at last strong in my pride and free.” de su poema A Creed. red;"

No hay comentarios:

Publicar un comentario