LUISA LUISI


Paysandú-Uruguay 1883 - Santa Lucía, 1940



YO SOY LA PIEDRA INMÒVIL

Yo soy la piedra inmóvil, junto al camino vivo, 
en el árbol envidioso de la nube andariega: 
estoy sentada y muda al borde de la vida, 
mientras la senda sigue su marcha hacia el futuro.
Pasan inquietos seres: caminantes, arrieros, 
parejas enlazadas y familias contentas: chiquillos 
juguetones hirvientes de energías;
pasan ancianos, pasa la juventud; se van...
¡Pasan... pasan!... Yo siempre en mi lugar estoy;
soy la piedra sentada un día y otro día;
el árbol, engarzado en la misma actitud:
árbol... persona... piedra... ¡Ya no sé lo que soy!...





YA NUNCA MÁS...


Ya nunca más olvidaré el obscuro
sabor que mis raíces 
chuparon de la tierra;
que ascendió por mis venas,
se hizo cal en mis huesos, 
y por los finos hilos de mis nervios
llevó hasta mi cerebro
el hondo y trágico sentido de la vida...
Se desraizó mi tallo, y en prodigio
Maravilloso y nuevo
eché a andar por el mundo.
Mas nunca ya podré olvidar el húmedo
sabor de mis raíces...
Y cuando vuelva un día
en abrazo esta vez definitivo
a ser raíz eterna,
reviviré de nuevo las obscuras
húmedas sensaciones de la tierra...Planta otra vez, me ahincaré en el humus...
Planta otra vez, ascenderé en el éter...
Y entregaré a la luz y a la caricia
del viento mi follaje...
Y acaso un día la nostalgia vuelva
de andar... de andar, de nuevo...
Y de la verde copa de mí misma,
sin saber como fue, volará un ave
a la región del éter...
Ave, planta, cerebro, flor, peñasco,
eterno ciclo, sucesión eterna...

No hay comentarios:

Publicar un comentario