FELIX ARVERS


París- Francia, 1806-1860

UN SECRETO

Mi alma tiene un misterio y mi vida un secreto;
es un amor eterno, un punto concebido;
es mal sin esperanza, pero he de ser discreto
porque quien hizo el daño jamás lo hubo sabido.

Junto a ella procuro pasar inadvertido,
cuando tan solo vivo si me encuentro a su lado;
mi vida lentamente al fin habré gastado
sin osar pedir nada, ni nada recibido.

Por ella, a quien Dios hizo tan dulce y cariños,
vivo, y ella jamás logrará comprenderme
el murmullo amoroso que se eleva a su paso.

A mi austero deber habré de sostenerme,
y si lee estos versos, puede decir acaso,
“¿Quién es esta mujer?”, sin saber entenderme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario