RABINDRANATH TAGORE

“Si lloras por haber perdido el sol, las lágrimas no te dejarán ver las estrellas"
Rabindranath Tagore
Calcuta- La India, 1861-1941

SI ACASO PIENSAS EN MÍ, TE CANTARÉ CUANDO EL ANOCHECER LLUVIOSO...

Si acaso piensas en mí, te cantaré cuando el anochecer lluvioso
suelta sus sombras por el río, arrastrando, lento, su luz vaga hacia el ocaso;
cuando lo que queda del día es ya demasiado poco para trabajar o jugar.
Te sentarás sola en el balcón que da al Sur, y yo me pondré a cantarte
en el cuarto oscuro. El olor de las hojas mojadas entrará por la ventana,
en el crepúsculo creciente, y los vientos tormentosos
clamorearán en los cocoteros.
Traerán la lámpara encendida al cuarto, y entonces me iré yo,
y tú, quizá, entonces, escucharás la noche,
y oirás mi canción cuando esté yo callado.

ME PARECE, AMOR MÍO, QUE ANTES DE RAYAR EL DÍA DE LA VIDA...

Me parece, amor mío, que antes de rayar el día de la vida
tú estabas en pie bajo una cascada de felices sueños,
llenando con su líquida turbulencia tu sangre.
O, tal vez, tu senda iba por el jardín de los dioses,
y la alegre multitud de los jazmines, los lirios y las adelfas
caía en tus brazos a montones y, entrándose en tu corazón,
se hacía algarada allí.
Tu risa es una canción, cuyas palabras se ahogan

en el gritar de las melodías; un rapto del olor de unas flores
no vistas; es como la luz de la luna que rompiera a través
de la ventana de tus labios, cuando la luna está escondiéndose
en tu corazón. No quiero más razones; olvido el motivo.
Solo sé que es el tumulto de la vida en rebelión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario