ALFREDO CORONIL HARTMANN


Caracas-Venezuela, 1943

Y DE NUEVO LAS ESTRELLAS


Verde desvelo 
el instante feliz, 
el precioso 
incumplido espejismo 
la larga invocación 
la ya lejana aurora 
la ambarina visión la razón, si es que existe, 
el hálito inmortal 
la helada llama 
los ojos de un abuelo 
el silencio de un buho 
la primera raíz 
la sombra de una sombra de semilla 
los latidos del bronce 
la rara timidez de las corolas 
el preludio insondable 
los primeros vocablos 
el gesto no nacido 
los hijos que no fueron 
el papel que no guarda tus rasgos de ceniza, 
Uno, primitivo, solo 
regresa 
y resuelto a empezar desde el ovillo 
antes de la memoria, 
hoy y siempre. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada