YUSUF AL JAL


Líbano, 1917-1987


EL SEGUNDO NACIMIENTO

La fruta existe pero la mano es corta
y el sauce tiene sed sobre el banco del río. 
Hay un comienzo para todo lo que está plantado en la tierra 
Porque el fin es un cero a la izquierda de la verdad.
Tu viaje puede durar en esta época de farsa,
hasta que se seque la tinta sobre el papel.
No pregunté dónde empieza el hilo
Y adónde va la montaña después de acostarse en el mar:
A cada cosa su tiempo antes de Adán y Eva,
Calculado primero con la máquina del tiempo.
Para entender la lengua de los orígenes 
hay que leer lo escrito en paredes reales.

EL POEMA LARGO 
(Fragmento)

No veo a ningún señor en la multitud. Los pelícanos se despliegan sobre el lago, y ningún águila hay a la vista. Las aguas se estancan y las orillas están más cerca que las narices. Pesado es el aire. Pesada es la luz. No es un milagro si el burro habla. No es un milagro si el ciego ve. No es un milagro si el muerto resucita. El milagro es solo una cifra en una máquina y el cielo ha dejado de ser un misterio.

Estaba silencioso mientras hablaba. La mujer cerca de mí era un abrigo estéril.
Beberé aun cuando el cáliz esté vacío. Sonreiré aunque mi boca no tenga labios. Cosecharé el campo que sembré en la oscuridad.
Soy la noche y los ladrones me esperan.
Clavaré en la acera un vaso que imagino mujer. ¡Un poco de calor! Mi cuerpo está frío como una maldición.
El niño ríe en la llanura. La mujer abarca el viento. En el sol otoñal, el anciano se sienta sobre su nuca.

¡Oh dicha! Dame una señal.



No hay comentarios:

Publicar un comentario