RUFINO BLANCO FOMBONA























Caracas-Venezuela,1874-Buenos Aires, 1944

LA VISIÓN

Olor de rosas y batir de alas
me despertaron en la celda umbría.
Me despertaron, no; que no dormía.
Pésima noche entre mis noches malas.

¿Quién eres, di, le pregunté, que exhalas
tal fragancia y frescor, epifanía?
Tomó en sus manos la cabeza mía
de pelo en greñas y de barbas ralas.

Giró la vista en torno al calabozo;
creí escuchar un íntimo sollozo,
ynada... la visión desaparecía.

Algo llevóse y algo me dejaba.
Me incorporé sobre el jergón. ¿Soñaba?
Era... la que era. ¡Y no la conocía!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada