OLGA ACEVEDO






















Santiago-Chile, 1895-1970

SERENATA

(Para ti...
Luna de mis silencios...
Luna de mis tristezas).

Rayo de luna suave que llegas a mi estancia...
Entre tus velos blancos mi Carne disolved!
Este espíritu puro puede ser la fragancia
del espíritu blanco de tu buena merced!
Rayo de luna suave que llegas a mi estancia
a ponerme de blanco «la tristeza de ser»...
Ya que en tus albos tules soy como una fragancia
¡hazme como una nube que no pueda volver!
Llévame entre los pliegues de tus rasos plateados!
Tómame con tus manos que son flores de amor...
Vedme como una novia con los velos rasgados
y con los azahares deshojados en flor!...
Rayo de luna suave que llegas a mi estancia...
¡Vedme como una novia que no habrá de ser más!
Ya que en tus blancas gasas soy como una fragancia
¡hazme como una nube que no vuelva jamás!

No hay comentarios:

Publicar un comentario