JOAQUÍN BALAGUER






















Navarrete (RepúblicaDominicana), 1907-Sto. Domingo, 2002


ETERNO

¡Cómo quieres pedirme que te olvide,
si es que adoro tus mismos ademanes
y mi alma tampoco se decide
a apagar el ardor de sus afanes!

¿Qué te olvide...? Mas ¿cómo? ¡Si es preciso
que hagas palidecer tus labios rojos;
que ocultes el encanto de tu hechizo
y te arranques las gemas de tus ojos...!

Ya comprendes el fúnebre dilema:
¡o te arrancas las gemas de los ojos
que motivan mi erótico poema,
o me dejas seguir con mis antojos...!


AMOR TARDÍO

Fuiste mi amor, Amor Tardío.
Ultima llama que en el pecho arde.
Ultima flor en el erial vacío.
Ultima luz al expirar la tarde.

Amor que se avergüenza de sí mismo,
que el alma nunca a confesar se atreve,
que pasa con rubor sobre el abismo
que separa la llama de la nieve.

Ame con ilusión tus veinte abriles
pero en mi vida, que sin luz fenece,
ya no hay arranques de pasión febriles

El sol que te ofrecí, no resplandece
y mi amor, en tus huertos juveniles,
es ya, como un rosal que no florece.

No hay comentarios:

Publicar un comentario