ELEAZAR LEÓN





































Caracas-Venezuela, 1946-2011



CRÓNICA

Un loco coronado va por las calles
Con una silla en la cabeza. Lleva
Su propio techo sobre sí mismo
Su propio asiento y casa
Y la errabundia de sus pasos descalzos
Tiene los horizontes que necesita, un cielo
Y un aire abierto por los cuatro costados
Sin puertas para el celo de una vigilia
Que no conoce su mirada
Mitad sueño y delirio, mitad mordisco
De una memoria vuelta pedazos.
Es hijo de intemperie puesto en dos pies
Yendo y viniendo hacia su alma
Pájaro desplumado que picotea un grano
Ahí a la vuelta de su destino
Para ver si por dentro guarda la paz
Que añora los ojos turbios
Arrasado por la ceniza, por la inclemencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario