BORIS PASTERNAK



Moscú - Rusia, 1899-Peredelkino, 1967


MI HERMANA LA VIDA

Hoy mi hermana la vida, desbordada, se lanza
contra todos en lluvia primaveral. La gente,
empero, con sus joyas, está hosca
y cortésmente hiere, como suele la víbora entre pajas.

Para ello los viejos ya tienen sus razones.
Pero, en verdad, ridícula es la tuya
de que, con la tormenta, sean lila los ojos y la hierba,
y huela el horizonte a húmeda reseda.

Apenas sus ladridos lanza el freno a los plácidos
campesinos, en un viñedo provinciano,
desde el asiento miro si a mi estación ya llego...
Y, poniéndose, el Sol se conduele conmigo.

Y por tercera vez la campanilla esparce
sus continuas excusas: «Aquí no es, lo siento».
Bajo la cortinilla es un tizón la noche;
y por gradas que llevan a una estrella, la espera se derrumba.

Parpadeando duermen, quién sabe dónde, pero dulcemente
y como una visión duerme la enamorada
cuando va el corazón mojado por los andenes
y la estepa salpican los vagones.

LA POESÍA

Poesía, te voy a jurar
y termino, estoy ronco:
tú no eres el habla melosa,
tú eres el estío en tercera clase,
tú eres arrabal, y no estribillo.

Tú eres asfixiante como mayo, Yámskaya,*
un reducto nocturno de Shevardino,*
en el que lanzan gemidos las nubes,
marchándose luego por lados distintos.

Y, doblándose en la espiral de las vías
-no el estribillo, sino el arrabal-,
se arrastran de las estaciones a sus casas,
no cantando, sino estupefactos.

Los restos de la lluvia manchan los racimos
y largo rato, hasta la aurora,
desgranan acrósticos en todos los techos,
lanzando burbujas con rima sonora.

¡Poesía, si debajo del grifo tienes
una perogrullada, vacía, cual cubo de zinc,
que siga, no obstante, fluyendo tu chorro!
¡Puesto tienes debajo el cuaderno: fluye, pues!

1922

* Yámskaya: nombre de varias calles de Moscú.
*Shevardino: reducto del campo de batalla de Borodinó. (Nota del traductor.)
Versión de César Astor

No hay comentarios:

Publicar un comentario