MANUEL BANDEIRA

"No quiero amor, quiero ser amado. Yo no quiero pelear, no quiero ser un soldado. Quiero ser capaz de sentir el placer de las cosas sencillas!"
Manuel Bandeira
Recife-Pernambuco-Brasil,1886- Río de Janeiro, 1968

CARIÑO TRISTE

Tu boca ingenua y triste
Y voluptuosa, que yo sabría hacer
Sonreír en medio de los pesares y llorar
En medio de las alegrías,
Tu boca ingenua y triste
Es de él cuanto él quiera.

Tus senos milagrosos
Que amamantaron sin perder
Su precario frescor de pubertad
Tus senos, que son como los senos intactos
De las vírgenes,
Son de él en cuanto él quiera.

Tu claro vientre,
Donde como en el vientre de la tierra oigo latir
El misterio de nuevas vidas y de nuevos pensamientos
Tu vientre, cuyo contorno tiene la pureza
De la línea de mar y cielo al ponerse el sol,
Es de él cuanto él quiera.

M
Lo que yo adoro en tu naturaleza,
No es el profundo instinto maternal
En tu flanco abierto como una herida,
Ni tu pureza. Ni tu impureza.
Lo que yo adoro en ti -¡lastímame y consuélame!
Lo que yo adoro en ti, es la vida.

DESNUDO

Cuando estás vestida,
Nadie imagina
Los mundos que escondes
Bajo tus ropas.

(Así, como en el día,
No tenemos noción
De los astros que lucen
En el profundo cielo.

Pero la noche se desnuda,
Y, desnuda en la noche,
Palpitan tus mundos
Y los mundos de la noche.

Brillan tus rodillas
Brilla tu ombligo
Brilla toda tu
Lira abdominal.

Tus senos exiguos.
-Como dos frutos pequeños
En la rigidez
Del tronco robusto-

Brillan. ¡Ah, tus senos!
¡Tus duros pezones!
¡Tu torso! ¡Tus flancos!
¡Ah, tus hombros!

Con la desnudez, tus ojos
también se desnudan;
Tu mirar es más difuso,
Más lento, más líquido.

Entonces, en ellos,
Floto, nado, salto,
¡Me sumerjo
perpendicular!

Bajo hasta lo más hondo
De tu ser, allá donde
Me sonríe tu alma,
Desnuda, desnuda, desnuda.

Antología de Poesía Amorosa Contemporánea
Editorial Bruguera, 1969

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada